Incluso en los días del Coronavirus hay que comer y por más que hagamos una compra grande y previsora, los víveres se van terminando. Por lo tanto, no podemos dejar de ir al supermercado a hacer compras. Que justamente es el único lugar donde todo español puede ir al menos una vez al día. Las medidas de precaución para contrarrestar la propagación del coronavirus no prevén el cierre de supermercados y tiendas que venden alimentos. Precisamente por esta razón, estos son los lugares con mayor riesgo de contagio.

Las compras online son un buen consejo

Maite Pelayo, microbióloga especialista en Seguridad Alimentaria del Instituto Silestone, acerca algunos consejos y precauciones para que la visita al supermercado no sea un peligroso viaje. El primer consejo general a considerar es hacer nuestras compras por Internet. Pero hay mucha gente que no están familiarizada con el comercio electrónico, y puede (y debe ir) al supermercado. Solo si es estrictamente necesario. Las ventajas de este método es que no se sale de casa, no estar en contacto con otras personas y no se toca dinero, porque se paga por el sistema.

Una lista completa, programada y compartida

Por lo tanto, para evitar ir más de lo necesario a las tiendas antes de salir, es bueno preparar una lista con todas las cosas para comprar. Mejor aún si se comparte con las personas que viven cercanas, por ejemplo en el mismo piso de apartamento, para que solo una persona por familia salga a comprar.

Guantes y mascarillas para prevenir el contagio de coronavirus

Antes de salir de la casa, es muy importante usar una máscara y guantes. Esto es para no contaminar los productos, especialmente en el mostrador de frutas y verduras. Por supuesto, no toser, pero tampoco masticar, por ejemplo chicle, sobre algunos alimentos que se encuentran sin envolver.

Usar tarjeta antes que efectivo

Para pagar, es preferible usar la tarjeta.

Pero si no se tiene, recordar siempre no tocar billetes y monedas con las manos desnudas, ya que se encuentran entre las cosas que más circulan y pasan de mano en mano. Cuando tenga que pagar en la caja, es mejor continuar usando guantes.

Distancias de seguridad

Mantener siempre las distancias de seguridad. Muchos supermercados permiten que solo una cierta cantidad de personas ingresen a la vez para evitar reuniones, pero si se va a un supermercado que no implementa esta medida, hay que comprometerse personalmente a mantener las distancias y estar lejos de otros clientes.

No a las horas pico

Evitar las horas de mayor afluencia de personas y, por supuesto, no ir si tenemos algún síntoma de coronavirus o sospecha de infección.

Llevar las propias bolsas

Es para evitar usar los carros y cestas de los supermercados, evitando un pasamanos de contagios de coronavirus. El aislamiento social implica no solo estar lejos de las personas, sino también de todo intercambio posible.

La llegada a casa

Al llegar a la casa, hay que continuar con el proceso de seguridad: cambiarse los zapatos, poner la ropa y las bolsas del supermercado dentro de la lavadora, desinfectar las latas, paquetes y botellas que hayamos comprado, lavar frutas y verduras.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!