Olga Moreno ha decidido salir de su casa, del silencio y la discreción, para apoyar a la hija de su marido, Rocío Flores, en esta guerra televisiva en la que, en la sombra, participa Rocío Carrasco. Después de ir al plató de Sálvame Deluxe” para hablar de lo que lleva viviendo desde hace casi veinte años y los problemas legales que tiene la familia por las constantes demandas, la mujer de Antonio David ha querido enviar un mensaje a las autoproclamadas amigas de Rocío Carrasco. Quiere que deje de poner demandas por todo, ya que no puede hacer más daño a sus hijos.

Olga considera que esta guerra judicial que sigue Rocío desde hace casi veinte años no tiene sentido

El pasado 23 de noviembre, la empresaria decidió romper la política que había mantenido en los últimos años: quedarse al margen de todo y, apenas, hablar lo mínimo posible sobre la guerra en los juzgados que tiene que hacer frente su marido con Rocío Carrasco. Pero, la entrada del Antonio David en la casa de “Gran Hermano VIP 7” ha iniciado una nueva batalla, esta vez, en contra de Rocío Flores (hija mayor del colaborador de Televisión) y la situación ha cambiado completamente.

Por ejemplo, Olga decidía sentarse en un plató de televisión para poder defender a Rocío Flores de todas las acusaciones que ha recibido en los últimos tiempos: desde ser una chica violenta hasta dar indirectas sobre el episodio que provocó que decidiera marcharse de la casa de su madre. Por supuesto, Rocío Carrasco ya ha hablado con sus abogados y ya han presentado una demanda en contra de la empresaria.

El medio digital “Vanitatis” ya publicaba hace unos días que, cada vez que Olga ha intentado dar su versión sobre la guerra judicial que está viviendo, Rocío ha intentado callarle la boca a base de demandas. Algo que, según la propia Olga, debería acabar ya. No tiene sentido.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión Sálvame

Olga ya tiene cuatro demandas por parte de Rocío Carrasco, una por cada entrevista que ha concedido en veinte años

Por esa razón, ya que no tiene trato con Rocío Carrasco, le ha pedido a las amigas de la celebritie que le manden un mensaje: la guerra sin final que mantiene con su ex-marido, Antonio David, desde hace casi veinte años no solo les afecta a ellos dos, también a ella. Y a los hijos que tuvo la pareja.

Por el momento, la hija de la cantante conocida como “la más grande” ya ha presentado cuatro denuncias en contra de la propia Olga, cada una por las veces que la empresaria ha hablado sobre la guerra judicial que están sufriendo.

En una de ellas, por ejemplo, Rocío Carrasco le estaría solicitando la cantidad de 90.000 euros. El juzgado dictará sentencia en las próximas semanas y la familia quiere que termine esta guerra.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más