Este martes, la que es mujer de Íker Casillas, Sara Carbonero, ha anunciado que le han extirpado un tumor maligno situado en el ovario. Esta clase de Cáncer es el sexto más habitual entre las mujeres y se encuentra por detrás del cáncer de mama, colon, pulmón, útero y linfomas. En nuestro país son diagnosticados aproximadamente 3.300 nuevos casos al año. Esta cifra supone un 5 % del total de los tumores malignos en mujeres.

Los doctores de ginecología y oncoginecología afirman que hasta el 95% de los casos de cáncer de ovario detectados son espontáneos, es decir, no son derivación de otra patología ni las pacientes eran casos de riesgo.

Anuncios
Anuncios

Otro 15% de los casos detectados son hereditarios. Pero, como se puede observar, la incidencia de la enfermedad no responde a patrones definidos. Aunque sí pueden existir hábitos o estilos de vida que aumenten las probabilidades de padecerlo.

No es la situación de Sara Carbonero, quien ha declarado que su caso se ha detectado muy a tiempo. Cuando aún no se habían recuperado del susto por la salud de Íker Casillas, la vida les ha vuelto a sorprender.

Ahora que ya ha sido operada tendrá que seguir durante unos meses más con un tratamiento específico para su estado. Además, la periodista aprovechó para pedir el respeto y comprensión a los medios en estos momentos tan delicados para ella y su familia.

Síntomas del cáncer de ovario

Los órganos del aparato reproductivo femenino son los ovarios. Su tamaño es pequeño y se sitúan a ambos lados de la pelvis. El organismo está formado por órganos que a su vez están formados por células que se dividen de forma regular con la finalidad de sustituir a las antiguas.

Anuncios

Cuando este mecanismo se altera en una célula, ella y sus descendientes comienzan una división errónea e incontrolada que dará lugar a un tumor con el tiempo. Además, si estas células crecen sin control pueden llegar a alcanzar otros órganos. Esto es conocido como metástasis. No existe pleno conocimiento de por qué se produce el cáncer, pero existen casos en los que es hereditario y aumentan las probabilidades de padecerlo si existen familiares con antecedentes.

Cáncer de ovario y síntomas

Los síntomas más importantes y que se producen con mayor frecuencia son:

- Hinchazón o aumento del diámetro abdominal,

- Dolor pélvico y dificultad para comer.

Otros síntomas que aparecen con menor frecuencia son la necesidad de orinar frecuentemente, cambios en los hábitos intestinales, dolor de espalda, cansancio y pérdida de peso. En ocasiones, estos síntomas no acaban produciendo un cáncer de ovario y pueden llegar a confundirse con trastornos digestivos o con Enfermedades benignas.

Anuncios

Por este motivo, es muy importante consultar los síntomas con un médico.

Haz clic para leer más