¿Podrías imaginar tu vida sin un celular? ¿Puedes pasar un día sin revisar tu Whatsapp o actualizar tu Instagram? ¿Puedes siquiera soltar tu teléfono por tan solo una hora? Si la respuesta es un rotundo no a todo lo anterior, te informamos que vives con el enemigo en casa y tu piel es la mayor víctima en todo esto.

La piel, el órgano más grande del cuerpo, es la más afectada por el uso del celular y ni siquiera nos damos cuenta. Una vez leas lo que te contaremos a continuación, lo pensarás dos veces cuando tomes tu dispositivo.

Techneck: tu mayor temor

Lamentamos informarte que el uso del celular saca arrugas, especialmente en el cuello. Esto se debe a la postura que adoptamos cada vez que usamos el teléfono, pues siempre bajamos la cabeza. Una forma de reducir el daño es colocando el celular a la altura de la cara cuando lo usamos. Sin embargo, la única forma de revertir las arrugas es usando crema antiarrugas en el área afectada.

No obstante, la posición en la que miras tu dispositivo no es el único problema al que te enfrentas. La luz que estos equipos transmiten es dañina para tu piel. De hecho, se estima que estar de ocho a diez horas expuestos a este tipo de luz equivale a estar un minuto bajo el sol. Esto se debe a que esta luz también posee rayos ultravioletas. ¿Cuál es la solución? Usar protector solar, siempre, aunque te encuentres en la comodidad de tu casa.

Alergias

Aunque parezca difícil de creer, tu súper teléfono puede causarte alergias debido, principalmente, al material utilizado durante su fabricación. Una forma de evitar este tipo de afectación cutánea es a través de un protector o una carcasa o algún tipo de forro que evite el contacto directo del celular con tu piel.

Acné y puntos negros

¿Tienes idea de todos los microbios y bacterias que tiene tu teléfono?

De acuerdo a las investigaciones, un celular tiene más bacterias que un baño público. Por eso, es sumamente necesario que te laves y limpies la cara de forma rutinaria, de lo contrario, no pasará mucho tiempo antes de que tus poros se tapen y comiencen los problemas.

Manchas en la piel

Aunque parezca increíble, el calor que el teléfono emite puede manchar tu piel pues este altera la producción de melanina y a la larga decolora o causa manchas negras en la piel.

Por eso, usa siempre tus manos libres o altavoz.

Ten en cuenta todos estos consejos porque si tu celular se daña, con ahorrar algo de dinero, podrás comprar otros. Sin embargo, si tu piel se daña, no podrás adquirir una nueva.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más