Gibson Brands es una de las compañías más antiguas y de las más famosas por la elaboración de sus entrañables guitarras. Desde el año 1902 ha estado brindándole al mundo sus modelos únicos de estos instrumentos que con el pasar del tiempo se hicieron el atractivo principal de varias de las estrellas más imponentes en la historia.

Su fama empezó a desarrollarse al empezar a crear instrumentos únicos y en algunos casos pedido exclusivos de algunas estrellas, ya que se especializaba en destacar frente a la competencia.

En el momento en que nació la “Les Paul” fue indiscutible su éxito, sumándose junto a ella otros modelos como: SG, Flying V, Explorer, J-45 y las Humminbird.

Para la dicha de la empresa su mercado subió a un nivel más alto cuando comenzó a distribuirle de estas guitarras a estrellas como: Jimmy Hendrix, B. B. King, Lenny Kravitz y hasta el legendario rey del rock Elvis Presley. De ahí en adelante se convirtió en un prestigio para los músicos poder componer con una de estas.

¿Ya no se usan guitarras en el mundo?

Pero así como el tiempo sigue su curso, también todo va cambiando y en el mundo de la música no es la excepción y que Gibson desde hace unos años empezó a verse afectada económicamente. Aunque la empresa sigue percibiendo un ingreso anual, sus ventas se han visto afectadas.

En gran parte del mundo hace unos 50 años para los adolescentes era una necesidad tener un instrumento musical, en especial una guitarra, porque era cotidiano como una actividad con los amigos, crear música, tocar algún hit o simplemente soñar con tener una banda.

Es por ello que su rentabilidad comercial era alta y bastante factible.

Sin embargo con el pasar de los años esto se ha visto girar en torno a otras necesidades, la mayor cantidad de adolescentes prefieren ajustar su tiempo de ocio a la tecnología, a los computadores, los móviles o incluso los videojuegos.

El descenso de las guitarras legendarias

Hace un par de meses Gibson ha atravesado grandes problemas financieros, arrancando por el abandono de su director financiero, seguido de la fuerte crisis producto de las grandes deudas que tienen.

Es por ello que la empresa se ha tenido que apegar a la protección legal que les ofrece el gobierno de los Estado Unidos, buscando así poder reestructurarse y así poder seguir operando con un financiamiento de 135 millones de dólares, en búsqueda de poder salvar la industria y no llegar a declarase definitivamente en bancarrota.

La noticia ha afectado a el mundo que ha puesto en duda si esto será producto de la inevitable muerte del legendario “Rock and Roll”

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más