Es cierto que a veces no es fácil mantener ciertas plantas cuando uno vive en temperaturas frías. No todas las plantas lo soportan, sobre todo si hablamos de ciertas especies de cactus. El dolor cuando una de estos seres perece es indescriptible y, para evitar que se repitan este tipo de tragedias, lo mejor es estar al pendiente de cuáles son las plantas adecuadas para nosotros.

Si se vive en una zona en la que hay mucho frio y humedad, o si se quiere tener una planta en una oficina fría donde poco pega la luz solar, lo mejor es optar por una planta de sombra.

Y, ¡¿qué mejor planta de sombra que el bambú?!

El bambú de la suerte, como se llama a la especie dracaena sanderiana de bambú, es nuestra perfecta acompañante. Este bambú es originario de Camerún y puede llegar a medir hasta metro y medio de largo y 80 cm de ancho. Además de esto, es considerado una bendición tener tal planta por ser portadora de paz y prosperidad a la persona a la que sea otorgada.

Bambú, la planta perfecta climas fríos

Para el cuidado del bambú de la suerte es absolutamente primordial tener algunas consideraciones.

Lo primero que se tiene que tener en cuenta a la hora de adquirir estas plantas es la temperatura a la que van a ser expuestas. El bambú, por naturaleza, debe estar en un clima frío, y es por este motivo que debe ser llevado a zonas frías y lluviosas. O, si es el caso de que es una planta destinada para adornar una oficina, entonces no debe ser una calurosa.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Historias

Es preferible que sea una oficina que cuente con un aire acondicionado que enfrié bastante.

Lo segundo que hay que tener en consideración es la cantidad de luz a la que tiene que ser expuesta esta especie de bambú. Ciertamente se trata de una planta de sombra, pero no por eso la vamos a esconder de la luz. Lo que esto quiere decir es que, a pesar de ser una planta que fácilmente puede vivir sin la necesidad se ser expuesta a grandes cantidades de sol, necesita resplandor.

La luz que es necesaria para el bambú de la suerte es apenas un reflejo. No debe ser situada bajo el sol abundante. Puede ser fácilmente ubicada cerca de una ventana para que se nutra del resplandor de la luz y crezca de manera sana.

Cuidados de la planta de bambú

El cuidado del bambú de la suerte es sumamente sencillo. Para mantenerlo solo se tiene que tener un mínimo de delicadeza y responsabilidad.

Se puede conservar de dos formas:

· En agua: se puede tener en un recipiente de vidrio con piedritas y agua. El agua debe cambiarse cada 1 o 2 semanas y lavar las piedritas cuando se haga esto.

· En tierra: hay personas que prefieren esta modalidad, aunque lo normal es tener el bambú en agua. De esta manera también se usa un recipiente de vidrio y la tierra debe estar húmeda pero no empapada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más