¿Quieres saber por qué los gatos duermen tanto? En este artículo te mostraré la razón por la que tu gato duerme más que los lirones y por qué deberías tener en consideración su naturaleza gatuna. ¡La envidia es mala, corroe el alma y la envenena!, como decía aquél.

Horas de sueño

Los gatos duermen mucho; es por su naturaleza. De hecho, los gatitos recién nacidos duermen durante 20 horas porque son criaturas que necesitan estar al lado de su madre y que les dé el calor que necesitan.

Los gatos adultos también duermen lo suyo; durante doce horas como mínimo a quince horas.

Estas horas de sueño las utilizan para conseguir unos objetivos previos que voy a definir a continuación, entre los que destaco el siguiente: conservar la energía. Sí, la ley de la conservación de la energía en versión felina.

Conservación de la energía

Los gatos necesitan conservar la energía de sus cuerpos para cazar o hacer lo que crean conveniente.

Pero como Animales sabios por naturaleza, o al menos, astutos, los gatos saben que tienen que aprovechar el tiempo a lo carpe diem, y tienen que almacenar energía y calor.

Dormir les permite tener una fuente de calor para que no pasen mucho tiempo desguarnecidos y sin poder defenderse ante los elementos y las inclemencias del tiempo. Cazar es una actividad que no siempre necesitan realizar, pero, además, hay otras razones por las que se ponen a dormir. Una de estas razones es la falta de actividad.

Falta de actividad

Sí, si tu gato se aburre y no tiene otra cosa que hacer que arañar los sillones, o ya lo ha hecho y no quiere que lo sepas, y quiere ponerse a dormir para evitar que le riñas, tu gato duerme. Y tu gato duerme porque no tiene juguetes con los que jugar y entretenerse o porque ya está cansado de hacerlo. De hecho, lo más probable es que tú estés trabajando y que estés fuera la mayor parte del tiempo. De este modo, el gato se aburre como una ostra y no tiene mejor cosa que hacer ni otro remedio para evitar el aburrimiento que ponerse a dormir.

Otros factores a tener en cuenta

De manera que no te preocupes cuando veas a tu gato más dormido que un tronco. Seguro que a ti tampoco te gustaría que te despertaran si estuvieras dormido y no tuvieras que trabajar. Si tu gato está jugando mucho, es lógico que esté cansado. Pero también puede estar en época de celo, o que cace por diversión o como los que vamos al supermercado a comprar algo extra para nuestros estómagos.

Sí, los gatos se parecen mucho a los humanos. Bueno, ¿quién sabe?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más