¿Necesitas dinero extra y no tienes tiempo para un segundo o un tercer trabajo? Pues entonces, tenemos buenas noticias para ti, ese dinero que necesitas lo puedes encontrar en tu armario. Muchas personas para tener ingresos extras están vendiendo sus prendas de vestir viejas o mejor dicho que ya no usan más. Aprovecha esos siete kilos de ropa que tirasanualmente, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), y gana dinero.

Puedes tener hasta unos 600 euros con la venta de ropa de segunda mano y lo mejor es que puede ser en tiendas físicas u online.

Muchas personas están dispuestas a compra ropa de segunda mano, porque es más económica y pueden encontrar muchas cosas interesantes, que tal vez ya no estén en el mercado. Pero, obviamente es muy importante que la prenda esté en buenas condiciones.

¿Cómo y dónde puedo vender la ropa?

Hay diversos lugares donde puedes poner a la venta tu ropa, puede ser física o virtual.

Si prefieres una tienda donde puedas llevar y vender la ropa, puedes ir a los mercados que estén en tu provincia. En la página web Mercadillo Semanal, puedes encontrar un itinerario bastante extenso de estos mercados por provincia y localidad. Otra tienda a la que puedes asistir es Mil modelitos, allí para llevar tu ropa, tienes que pedir una cita y las prendas deben estar limpias, planchadas y de ser necesario traídas de la tintorería.

El personal lo revisa, le pone precio y te pagan al momento.

En cuanto a las tiendas virtuales puedes vender tus artículos por Vibbo, Ebay y Wallapop. Para vender por estos sitios necesitarás una buena cámara, para tomar fotos de calidad y así poder atraer a posibles compradores.

Consejos para la venta online

  • Primero, debes tomar varias fotos a la prenda que vas a vender, pero una de ellas debe verse con mucho estilo. Esa imagen tiene que ser tu foto de portada, para que puedas atraer la atención de posibles compradores.
  • Segundo, tómate el tiempo para describir con precisión el artículo. Incluye la información de las condiciones de la prenda, da las medidas y hasta puedes aconsejar la manera en puede combinar el producto con otra pieza. Imagina que eres un comprador, ¿qué preguntas te harías? Pues las respuestas a esas preguntas deben estar contestadas en esta parte y así evitas que posible cliente no compren por falta de información importante. Si el artículo no está en óptimas condiciones puedes ofrecer una oferta desde un principio.
  • Tercero, sé responsable. Si alguien tiene una duda o pregunta sobre tu prenda, contéstale lo más rápido posible, de lo contrario tu comprador potencial podría perder el interés.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más