Con mucha frecuencia nos encontramos con el término Inteligencia Artificial o “AI”, por sus iniciales en inglés, y muchos no saben con exactitud a qué se refiere. Es un término que tiene mucho auge desde hace varios años.

En este pequeño artículo te voy a detallar cinco datos curiosos que debes saber:

1 - Datos, muchos datos

Los datos son la principal fuente de alimentación de esta rama de la tecnología. Las máquinas entrenadas para pensar, analizan y toman decisiones en base a los datos que le introduce el usuario o los recopilan ellas mismas mediante sensores que captan lo que ocurre en su exterior (sensores de movimiento, identificación de sonidos, olores, reconocimiento facial y hasta emociones o sentimientos).

2 - El asistente artificial: un nuevo miembro en la casa y en el trabajo

Alexa de Amazon, Siri, Asimo de Honda o Bibxy de Samsung son algunos de los asistentes [VIDEO] que cada día se están entrenando para convertirse definitivamente en un miembro más de la familia.

Muchos de ellos son humanoides (robots con la simulación del cuerpo humano) y otros simplemente son un altavoz inteligente con el cual puedes mantener una simple conversación.

Muchos hogares ya se han adaptado a las ayudas que ofrece el nuevo miembro. Y es que realmente nos facilitan la vida. Imagínate que te vas de viaje y tienes que dejar a tu mascota sola en casa. Ya al día de hoy podemos resolver este problema asignándole a nuestra mascota un “petbot”, un asistente que se encargaría de proveerla de alimentos, vigilarla todo el día mediante videocámara y notificarte si está en algún riesgo de peligro.

Interesante, ¿No?

Supongamos también que desde nuestro trabajo queremos apagar la calefacción o encender el aire acondicionado de nuestra casa, #Alexa se encargaría de ello.

O antes de salir al trabajo quieres saber si hay mucho tráfico en tu zona, si lloverá o si dejaste el TV encendido, Siri te puede asistir.

No sólo están avanzando en las tareas del hogar, sino que también se encuentran en el ámbito industrial. Así lo vemos en los famosos chatbots (asistente digital de chat), que muchas plataformas de redes sociales o de atención al cliente ya lo implementan, o los robots que se mueven por todo el almacén de #Amazon en Tracy, California. Se mueven mediante coordenadas que ya tiene como patrones fijos en su memoria. No hay fallos, no hay contratiempo, no hay descanso.

3 - La máquina que aprende sola

Como mencionaba en el primer punto, muchos de los sistemas implementados con Inteligencia Artificial se basan en datos que le introduce el humano o ellos mismos lo recopilan mediante sensores, pero últimamente están surgiendo aquellos que se auto enseñan, es decir, ellos solos aprenden cosas nuevas mediante los datos que han procesado, así como un niño de 4 o 5 años, aprenden cosas nuevas constantemente.

Aquí es donde entra el juego “Aprendizaje de Maquina” o el muy conocido “Machine Learning”, en inglés. Maquinas entrenadas para aprender de lo que ocurre en su entorno, de lo que perciben a diario.

Un ejemplo de ello son las bolsas de valores: Muchos traders ya están implementando el Machine Learning en sus sistemas para predecir en tiempo real los movimientos del mercado y dar respuestas a tiempo y más precisas. Todo ello basado en la carga de datos que la máquina va acumulando en un período de tiempo y que le conlleva a tomar decisiones puntual.

4 - Todo se basa en algoritmos

Un #algoritmo es, según la RAE: “Un conjunto ordenado y finito de operaciones que permite hallar la solución de un problema”. Las máquinas son programadas con algoritmos computacionales para tomar decisiones y dar un resultado, una solución.

Los sistemas inteligentes tienen la capacidad desde como predecir los cambios en el clima, hasta reconocer patrones de comportamiento en imágenes para detectar el cáncer en la piel. Todo esto, en base a algoritmos computacionales.

El buscador Google es un ejemplo del uso de algoritmos que usamos casi a diario. En el corazón de su buscador se han programado algoritmos para predecir nuestras búsquedas, y dar con los resultados que más se ajustan a nuestras peticiones. ¿Cómo lo hace? En palabras llanas, el buscador recopila muchos datos sobre nosotros antes de poner los resultados en pantalla, como por ejemplo: nuestra ubicación, nuestras últimas páginas visitadas, nuestro idioma y la página más visitada con el término que estamos buscando. Todo esto en cuestión de segundos.

5 - El largo futuro de la Inteligencia Artificial

Cada vez más las máquinas van adquiriendo más conocimiento y se vuelven más autónomas. Las grandes empresas de la tecnología como Google, Facebook, Amazon, Microsoft o Apple están invirtiendo millones de dólares en este campo de la tecnología y cada vez son más los profesionales solicitados con conocimientos en el área.

“Cada parte del aprendizaje y cada característica de la inteligencia puede ser tan precisa que una máquina puede simularlo”. Este legado fue el que se utilizó en una de las principales conferencias sobre Inteligencia artificial, celebrada en Hanover, en 1956. Y es el que siguen muchos investigadores al día de hoy.

La carrera por conseguir que las máquinas sean completamente autónomas y capaces de procesar información con la misma capacidad que el cerebro humano es imparable.

Y es lo que muchos nos preguntamos, ¿Tendrá la inteligencia artificial algún límite? Al parecer este límite no tiene fecha definida y sólo nos queda mirar, aprender y “convivir”.