La aparición de nuevas variantes en el virus de la COVID-19, como por ejemplo la cepa inglesa y sudafricana, generado que algunos sectores de la población se plante la eficacia de la vacuna ante este nuevo escenario sanitario. La compañía farmacéutica Moderna ha querido disipar esta duda y ha asegurado que la vacuna contra la enfermedad en las vías respiratorias es efectiva también respecto a las nuevas cepas inglesa y sudafricana que han aparecido en las últimas semanas.

En este sentido, Moderna aclara que este hecho se ha puesto de manifiesto una vez que se han llevado a cabo los resultados preliminares de los ensayos clínicos.

No obstante la empresa del sector farmacéutico ha aclarado en una nota de prensa que va a potenciar en los próximos días esta vacuna con el objetivo de garantizar la efectividad de este tratamiento ante las nuevas variantes que han aparecido. A diferencia de otras estrategias que ha empleado Pfizer.

Efectividad de la vacuna contra nuevas variantes del virus

En el estudio llevado a cabo por la compañía farmacéutica Moderna se ha realizado sobre una muestra muy relevante de la población. En concreto, se han tomado la muestra de sangre de un total de ocho personas que han recibido las dos dosis de la que consta esta vacuna contra el patógeno.

En cualquier caso, la empresa espera que el hecho de que tenga dos tomas de la vacuna pueda ser protectora de las cepas que han emergido hasta estos momentos.

y cuya incidencia ya está afectando a algunos países europeos, como por ejemplo la propia Gran Bretaña o Portugal.

Una cepa más agresiva que la original

En este sentido, cabe recordar que algunas autoridades sanitarias han advertido de su “nivel más agresivo” por la parte de la cepa inglesa del virus. En lo que se refiere a que es más fácil contagiarse que con la cepa original que se desarrolló en la primera fase de la pandemia.

Aunque en un comunicado que se ha enviado a los medios de comunicación social, Moderna ha señalado que “la vacunación de esta marca comercial muestra actividad contra las nuevas cepas del SARS-CoV-2”. En donde se constata que la aparición de anticuerpos en la cepa inglesa no se reduce.

Endurecimiento de las medidas restrictivas

En todo caso, este escenario llega en un momento en que el número de contagios por el patógeno se ha incrementado sustancialmente en buena parte de los países europeos.

Como consecuencia de esta incidencia sanitaria se ha determinado intensificar y endurecer las medidas restrictivas para hacer frente a la expansión del virus. Como por ejemplo en España, con la ampliación del horario del toque de queda o limitaciones en las reuniones sociales o familiares. Y en algunos casos con confinamientos perimetrales en esta tercera ola de la pandemia de la COVID-19. A expensas de que España esté creando su propia vacuna.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!