El mundo parece avanzar en su lucha contra la COVID-19. En las últimas horas, se han presentado los resultados obtenidos en pruebas preliminares de la vacuna de Pfizer. Fueron realizadas en Israel, donde la vacuna habría sido capaz de detener el contagio por Coronavirus con una sola dosis. Los datos son muy alentadores, mostrando la posibilidad de acabar en un futuro no muy lejano con la letalidad del virus, de modo que sea posible controlar la pandemia.

Israel comparte información acerca de los primeros efectos de la vacuna de Pfizer

En dos semanas, Israel ha logrado llamar la atención de toda la comunidad científica gracias a que ha conseguido vacunar a un gran porcentaje de su población.

El país hebreo habría logrado detener el avance de la COVID-19 habiendo vacunado al 28% de toda la población israelí (la cual roza los nueve millones de personas). La primera dosis ha sido distribuida de forma efectiva, lo cual ha permitido posicionar a Israel como líder actual en lo que respecta a la inmunización contra el coronavirus.

Hasta el momento, la noticia compartida por Israel es considerada el avance más significativo en una única nación y representa el potencial que tendría este fármaco para controlar la pandemia.

Por otro lado, los efectos secundarios de la vacuna en la población son mínimos. Se trata de adversidades que eran previsibles, las cuales ya habían sido previstas anteriormente en varios ensayos clínicos antes de la administración de la vacuna a nivel nacional.

Actualmente no existen casos destacables respecto a los efectos secundarios, siendo lo único noticioso la respuesta anafiláctica en unas pocas personas con antecedentes de reacciones alérgicas a varios agentes muy específicos.

“Ha ido todo muy bien”, aseguraron los expertos israelíes al ser interrogados al respecto.

Funcionamiento de la campaña de vacunación

Al igual que sucedió anteriormente en otros países, el comienzo de la vacunación en Israel trajo consigo un aumento significativo en la tasa de contagios.

A pesar de esto, la combinación de factores ha permitido descubrir datos desconocidos, los cuales raramente hubieran sido vistos en ensayos clínicos: los efectos de una vacunación a nivel masivo.

Pero los equipos científicos israelíes recuerdan que todos estos logros son arrojados por meros estudios preliminares, pues todavía un 72% de los habitantes de Israel no ha recibido la inyección. A pesar de esto, los resultados que han ofrecido al mundo son más que prometedores, y han sido analizados por diversas organizaciones para entender y descifrar su éxito. Israel representa los beneficios de vacunarse, dejando de lado el miedo a los efectos negativos.

Clalit Health Services y otras tres organizaciones analizan los efectos de la vacuna de Pfizer en Israel

El impacto de la campaña de vacunación ha atraído la atención de la comunidad científica, sobre todo de cuatro organizaciones que se encargan de cubrir todo el sistema de salud que actualmente es aplicado en Israel. Clalit Health Services es una de las más destacadas, realizando un total de 200.000 pruebas a diversas personas que habían recibido con éxito la vacuna de Pfizer.

Por el contrario, la organización BioNTech realizó el mismo número de pruebas, pero en un grupo de la población que no había sido vacunado. Al final, los israelíes que habían recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer poseían un ratio de infección un 33% más bajo en comparación con los habitantes que no se habían puesto la inyección.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!