La Organización Mundial de la Salud ha anunciado en una guía que se publica con regularidad, con el fin de actualizar la información orientada al personal sanitario para gestionar la pandemia, que desaconseja el fármaco antiviral Remdesivir que se ha venido usando durante meses en pacientes hospitalizados, especialmente en EUA, de donde es la empresa Gilead, lanzadora del Veklury, su nombre comercial. El antiviral había sido criticado con anterioridad por su precio, unos 2.000 € aproximadamente.

En ensayo 'Solidarity'

La OMS ha desestimado su eficiencia, ya que no hay un ensayo científico clarificador sobre su efecto en la incisión más grave del virus Sars-Cov-2 tras los resultados provisionales del gran ensayo clínico internacional 'Solidarity', ya que su uso no exime de necesitar ventilación mecánica ni reduce el plazo de mejora clínica.

La OMS reitera que tampoco hay pruebas concluyentes de su relación directa con la reducción de tasa de mortalidad.

También desestimaba hace tiempo la cloroquina, que también se barajaba como un tratamiento potencial al principio de la incursión de la pandemia. El 'Solidarity' estaba orientado a probar la eficacia de antimaláricos como la cloroquina e hidroxicloroquina, el antiviral remdesivir, que se usó ya contra el Ébola, los antirretrovirales lopinavir y ritonavirs, usados contra el VIH, y el interferón.

La última actualización sobre la aplicación del conocido fármaco ha sido publicada este viernes 20 en el British Medical Journal. Esta publicación ya ha recibido una respuesta por parte de la empresa estadounidense, que ha arremetido contra la OMS por este veredicto, ya que afirma que la experiencia empírica con este fármaco en su aplicación en pacientes durante estos meses sí que ha supuesto incentivos en la recuperación de los pacientes como la aceleración en los plazos de altas que a su vez permitiría liberar recursos hospitalarios evitando el colapso de los centros.

Dichos colapsos del sistema sanitario han sido uno de los motivos de peso que han propiciado el confinamiento domiciliario en varios países del mundo que se han visto abrumados.

Un duro golpe contra el Remdesivir

El remdesivir fue el primer método de tratamiento aprobado por la Agencia Europea del Medicamento y por la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense además de ser muy apoyado por Trump tras haberse tratado él mismo con este fármaco cuando estuvo hospitalizado por Coronavirus.

A pesar de todo esto, la OMS no descarta incluirlo en futuros ensayos y tampoco que el remdesivir tenga beneficios.

Es por esto que la OMS no prohíbe su uso, sino que lo desaconseja, ya que además conlleva algunos riesgos en su aplicación al ser indispensable ad ministrarlo por vía intravenosa. Otro tratamiento que sí cuenta con el beneplácito de la OMS es la dexametasona corticoesteroide, más asequible económicamente.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!