Sanidad ha confirmado que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha autorizado el ensayo clínico en fase 3 de la vacuna frente al Coronavirus que está desarrollando la farmacéutica belga Janssen, que forma parte de la multinacional Johnson & Johnson, de origen estadounidense.

Este va a contar con la participación de 30.000 voluntarios de distinta procedencia geográfica. En España se va a realizar en un total de nueve centros hospitalarios, en los que se vacunará a 2.000 personas. Este proceso lo liderará y supervisará José Ramón Arribas, jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital de La Paz, que ha sido designado coordinador nacional.

El resto de países que también participarán en el ensayo son Bélgica, Colombia, Francia, Alemania, Filipinas, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos.

Las fases del ensayo

Los voluntarios recibirán la vacuna en dos dosis y aleatoriamente, se les administrará placebo. La fase 3 de dicho ensayo se compondrá de dos fases, con las que pretenden demostrar su efectividad en la prevención de casos afectados por el virus de manera moderada, severa o grave, según ha comunicado el doctor Arribas, coordinador nacional del ensayo en España.

En primer lugar se vacunará a todos aquellos participantes que no tengan ningún tipo de enfermedad asociada a una mayor progresión del virus. Una vez se hayan obtenido los resultados, y un comité independiente haya ratificado la seguridad de los pacientes, se procederá a poner en marcha la segunda parte del ensayo.

En este caso, se vacunará a aquellos participantes que sí sufran alguna enfermedad relacionada con el agravamiento y la progresión del coronavirus.

Aunque todavía no se conoce el perfil de los participantes, el 20% de los voluntarios serán menores de 40 años y los participantes mayores de 60 compondrán el 30% del ensayo. A todos ellos se les monitorizará y hará un seguimiento exhaustivo de su evolución durante los siguientes dos años.

Qué la diferencia de otras vacunas

La vacuna de Johnson &Johnson, denominada Ad26.COV2.S., ha sido creada a partir de un adenovirus del resfriado, posteriormente modificado con la carga genética producida por el virus del SARS-CoV-2. Según fuentes de la farmacéutica, se trata de un desarrollo propio, un proceso usado anteriormente con éxito en la vacuna contra el ébola.

La carrera por la vacuna

Estos últimos días, farmacéuticas como Pfizer o Moderna han dado a conocer el alto porcentaje de efectividad de sus vacunas. Ahora es Jenssen, bajo la propiedad de Johnson & Johnson, la que suma a la carrera por encontrar el antídoto que frene la COVID-19 a nivel mundial.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!