Nota del editor: Las afirmaciones de Li-Meng Yan encuentran rechazo en casi toda la comunidad científica actualmente centrada en el estudio del nuevo coronavirus.

Li-Meng Yan dio a conocer detalles de su teoría en un artículo científico publicado el 14 de septiembre pasado en el sitio web abierto Zenodo. Una revisión del estudio realizado por investigadores del Johns Hopkins Center for Health Security, publicado el 21 de septiembre, concluyó que el artículo “presenta una teoría sobre el origen del SARS-CoV-2, pero ofrece información contradictoria e inexacta que no apoye su argumento”.

Otro trabajo de revisión, realizado por investigadores de IBM y la Universidad de Michigan y publicado el 25 de septiembre, señaló que el artículo "no demuestra suficiente evidencia científica para respaldar sus afirmaciones" y que sus "afirmaciones a veces son infundadas y no están respaldadas por los datos y métodos utilizados”.

----

La doctora Li-Meng, especialista en virología, plantea que el coronavirus fue creado en un laboratorio como un arma del tipo biológica. La experta realizó investigaciones y publicó sus conclusiones sobre lo que sucedió en el epicentro de la pandemia en Wuhan, China. Actualmente es una de las personas más buscadas por China y se encuentra en una ubicación desconocida en Estados Unidos, protegida por el FBI.

La experta planteó en su primera entrevista europea, que el Gobierno y Ministerio de Seguridad de China organizaron su búsqueda 4 horas después de haber partido; incluso se encargaron de coordinar a la comunidad del sector donde vivía. Afirmó que se realizó un proceso de desprestigio y propagación de rumores sobre ella, por parte de militares especialistas en redes contratados por el país asiático.

La naturaleza del coronavirus

La viróloga confirmó que tiene pruebas donde se detalla que el COVID-19 no es natural.

Planteó que las autoridades del Gobierno Chino inicialmente explicaron que el origen del virus era un murciélago. Agregó que desde enero se ha utilizado una opción sintética al emplear un coronavirus de un murciélago como componente y que ha sido adulterado.

Explicó que en 2017 y 2018 existían publicaciones en un laboratorio militar de China donde se exploró un coronavirus correspondiente a los murciélagos llamados ZC45 y XKC21.

En sus informes y estudios se demuestra que el modelo más cercano al COVID-19 se asemeja en un 90 %, siendo este el núcleo de la pandemia

Las consecuencias de las declaraciones de la doctora Li-Meng

La investigadora trabajaba en un laboratorio de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Universidad de Hong Kong. A pesar de que sus declaraciones sobre el origen del virus puedan tener repercusiones para ella, la doctora continúa explicando lo sucedido en Wuhan. Afirmó que no la van a atemorizar y que el mundo debe conocer de donde proviene el coronavirus.

Los inicios de la pandemia

En el último trimestre del 2019, le solicitaron a la viróloga que investigara de que se trataba esta "neumonía desconocida".

En ese momento, el Gobierno de China no difundió los datos que poseía sobre el virus.En diciembre y enero, la experta se movilizó y contacto a sus conocidos para compilar información con respecto a lo que estaba sucediendo, los informes anunciaban que Wuhan tenía una mayor cantidad de pacientes positivos para los que se reportaron de manera oficial y que era evidente el contagio, finalizó diciendo que "el Gobierno no quería que la gente lo supiera", ya que los informes eran de carácter confidencial. Al tener estas pruebas, la científica conversó con sus directores, sin embargo no obtuvo respuestas. Después de haber conseguido la información, recibió un aviso donde le pidieron no cruzar la línea.

El coronavirus como arma biológica

Li-Meng sostiene que el COVID-19 fue soltado de manera intencional, ya que los laboratorios que trabajan de manera directa con la infección poseen medidas de seguridad elevadas y que el escape del virus no pudo ser accidental "nuestro Gobierno no es tan idiota", al aseverar que se trata de un armamento biológico.

Asimismo, la viróloga nombró las características que debe cumplir un virus para ser proclamado como arma biológica; entre ellas se encuentra que puede matar a la población en grandes niveles y que es fuerte ante diversas condiciones ambientales, adicional a ello precisó que aquellas personas que son asintomáticas ayudan a su propagación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!