La propuesta del presidente del gobierno, Pedro Sánchez, para que sean las propias comunidades autónomas las que demanden el estado de alarma en el Coronavirus ya tiene respuesta. Los presidentes regionales del Partido Popular han decidido mantener una postura común en todos los territorios en donde gobiernan. No será otra que no pedir que se aplique este escenario excepcional, aunque los rebrotes del virus se disparen en los próximos días.

Porque en efecto, todos los presidentes autonómicos de Madrid, Murcia, Castilla y León y Andalucía van a llevar a cabo esta estrategia común. Además, se ha encargado de acusar a Pedro Sánchez de ser el responsable de volcar la responsabilidad hacia ellos.

En unos momentos en que el número de contagios se está incrementando notablemente justo cuando se está a dos semanas escasas de la vuelta al colegio de los escolares españoles.

Seguridad jurídica en los confinamientos por el coronavirus

De todos los presidentes autonómicos tan solo falta por fijar la posición del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que podría unirse en los próximos días a sus compañeros de partido. Así, algunos de estos presidentes, como por ejemplo el de Andalucía, han pedido “más coordinación y la puesta en marcha de reformas legislativas” para que se puedan decretar confinamientos con una total seguridad jurídica en poblaciones y barrios concretos.

De esta manera, la opción más posible en los territorios gobernados por el Partido Popular es que para que haya nuevos estados de alarma es que lo tengan que decretar desde el gobierno central, tal y como sucedió entre los meses de marzo y junio.

Ataque de Casado a Pedro Sánchez a costa del estado de alarma

Este nuevo escenario está sirviendo como campo de batalla para los políticos populares en su ataque al equipo de gobierno. En este sentido, Pablo Casado ha acusado al presidente Sánchez de esconderse “en un conflicto competencial” para que los líderes territoriales asuman el mando único en una medida tan impopular como es la puesta en marcha de los nuevos confinamientos.

Debido a que si aplicasen estas medidas para combatir el coronavirus contarían con un fuerte rechazo por parte de la población. Dentro de este contexto, el presidente del PP ha manifestado que "hay un punto intermedio entre lavarse las manos y recurrir al estado de alarma".

Sin discrepancias entre los socialistas

Las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, por el contrario, no han manifestado ninguna objeción por el momento a la propuesta de Pedro Sánchez. En este sentido, todo parece indicar que se han alineado con la postura del presidente.

Aunque hay una gran expectación ante lo que puede decir en los próximos días, el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, que casi siempre ha mostrado una autonomía de criterio respecto a Sánchez en otra serie de temas. Aunque en principio no hay discrepancias sobre el decreto de estado de alarma ante la expansión del coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!