En medio de la pandemia y del temor por los rebrotes del coronavirus, se agrega una nueva preocupación: el descubrimiento por parte de científicos chinos de una mutación del virus de la influenza en los cerdos, que puede transmitirse a los seres humanos. Según este equipo de expertos, el peligro radica en que el virus, denominado G4-EA-H1N1, continúe mutando.

Lo cierto es que ya se han denunciado los primeros casos entre empleados que pertenecen a la industria porcina del gigante asiático. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, si bien el G4-EA-H1N1 no supone un peligro inmediato, posee todas las características necesarias para convertirse en una catástrofe, por lo cual, es fundamental efectuar lo antes posible tanto el control del virus como el monitoreo de la población.

Hay que mantenerse muy alertas

El consejo de los expertos es mantenerse muy alerta contra la influenza y otras Enfermedades similares, que muchas veces, han logrado sorprender por su virulencia y se han cobrado muchas víctimas. Cabe señalar que según la OMS, la gripe o influenza estacional provoca entre 290.000 y 650.000 muertes por año en el mundo.

Al parecer, el virus recién descubierto, presenta semejanzas con la gripe porcina que se propagó en 2009, y puede crecer y multiplicarse en las células que recubren las vías respiratorias humanas. Según se ha comprobado, las actuales vacunas contra la gripe no pueden proteger a las personas contra este nuevo virus. Y no hay que perder de vista que, al ser desconocido, podría contagiar fácilmente a las personas, que poseen poca o ninguna inmunidad.

Es altamente peligroso para el ser humano

Por otra parte, el G4-EA-H1N1, que fue detectado por primera vez en mataderos en 10 provincias chinas y en un hospital veterinario entre 2011 y 2018, puede ser altamente peligroso para el ser humano, pues es una combinación de linajes que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina.

En este sentido, deberán observarse principalmente los lugares donde se desarrollan actividades de granja o la industria porcina, habida cuenta de que los cerdos son anfitriones intermedios para la generación del virus de la influenza pandémica.

Esto significa que ahora, además de esperar la llegada de la vacuna contra el Coronavirus y tratar de paliar la crisis global producida tanto por el coronavirus como por los efectos negativos de las cuarentenas -muchas de las cuales continúan en algunos países no desarrollados- la humanidad va a tener que estar atenta a la expansión de esta nueva amenaza, aunque de momento el riesgo es bajo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!