A medida de que se analizaba el comportamiento del Coronavirus en el organismo humano se descubrió que uno de los síntomas que provocaba esta enfermedad era la pérdida de olfato entre los afectados. Ahora y después de unos meses de investigación, la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, tras haber llevado a cabo una investigación ha conseguido determinar cuáles son las causas para que se produzca esta incidencia en el organismo humano.

Los investigadores han llegado a la conclusión de que el SARS-CoV-2 puede llegar a infectar en algunos casos a una clase de células nerviosas que están ubicadas en la fosa nasal.

No tratándose de neuronas como en otros síntomas del virus, sino que por el contrario serían células de soporte. Llegando a esta conclusión tras realizar varias pruebas a personas con el virus, sanas y también animales durante un periodo de tiempo.

La pérdida de olfato no es permanente

La pérdida de olfato en los procesos de contagio del coronavirus es una afección que es denominada técnicamente como anosmia. Con una aparición de esta incidencia en el sentido del gusto en algunos de los pacientes que han contraído el coronavirus. De todas formas, la buena noticia de esta investigación reside en el hecho de que no se trata de una pérdida de olfato permanente. Sino que por el contrario, “una vez que la infección desaparece, las neuronas olfativas no parecen necesitar ser reemplazadas o reconstruidas desde cero”, ha apuntado uno de los responsables de esta investigación, Sandeep Robert Datta.

Nuevo avance en el conocimiento del coronavirus

Sin embargo, desde las fuentes de la investigación se incide en que este descubrimiento requiere de más pruebas para confirmar sus resultados. “Necesitamos recopilar más datos y sobre tener un mejor conocimiento de los mecanismos subyacentes para apuntalar estas conclusiones a las que hemos llegado” afirma el responsable del este estudio científico”.

Pero el hecho de que se haya realizado con varios voluntarios, tanto contagiados como no, avala el nuevo avance para tener un mejor conocimiento del coronavirus. En el informe que ha sido difundido por la prestigiosa revista Science Advances.

Es un síntoma neurológico bastante común en la enfermedad

La anosmia se caracteriza por la pérdida del olfato y del gusto en las personas que han adquirido el coronavirus.

Siendo uno de los síntomas neurológicos para reconocer que se tiene la enfermedad vírica y que ha afectado a un buen número de personas que han dado positivo en COVID-19. Tanto en lo que se refiere a los pacientes mayores como a los más jóvenes. Es decir, no tiene ninguna relación con la edad de los pacientes. Sino que por el contrario, se manifiesta de manera indiscriminada durante el contagio. Junto a otros síntomas como fiebre, tos, dolor de cabeza y afecciones en las vías respiratorias.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!