Los jóvenes de entre 10 y 19 años pueden ser transmisores del Coronavirus con la misma intensidad que los adultos. Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado un estudio llevado a cabo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC). En donde también se pone de manifiesto que los niños por debajo de los 10 años son en realidad menos contagiosos, pero sin estar exentos de infectar a otras personas. Estos resultados se han obtenido tras realizar un rastreo a gran escala, superior a las 50.000 personas. En todos los casos, se sigue recomendado que se mantengan las normas de higiene personal, entre ellas lavarse las manos con regularidad y evitar las grandes aglomeraciones.

Tasas de infección del 5,3 % en los menores de 10 años

Este estudio realizado por el KCDC constata que en las unidades familiares con jóvenes de entre 10 y 19 años la tasa de infección en el coronavirus alcanza niveles del 18,6 %. Mientras que por otra parte, los hogares con pequeños por debajo de 10 años desciende hasta el 5,3 %. Ante este escenario, los científicos encargados de divulgar este informe afirma que es muy importante poner en marcha medidas para rebajar las enfermedades individuales, familiares y comunitarias. Después de que al inicio de la pandemia, hasta el mes de marzo, se tenía la creencia de que el coronavirus no afectaba a este importante segmento de la sociedad.

Seguir con las pautas de prevención del coronavirus

Otro de los aspectos en que incide este informe de Corea del Sur es el que tiene que ver con seguir con las pautas de prevención que se han implantado en los países del planeta. “Se debe alentar la implementación de recomendaciones de salud pública”, recomiendan desde esta investigación al ser una estrategia muy eficaz para la contención de la pandemia del coronavirus entre la población.

Al igual que la puesta en marcha de un programa muy amplio y fiable de rastreos de contactos y pruebas masivas para identificar a los contagiados por COVID-19.

Estudio realizado desde el primer momento del brote

El departamento de investigación liderado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur desarrolló este trabajo científico desde el mismo momento en que se detectó el primer caso de coronavirus entre la población.

Es decir, entre finales del mes de enero y hasta el 27 de marzo, que fueron las fechas en donde se generó el primer gran brote vírico fuera de la República Popular de China. Y en donde uno de los países que mejor resultado obtuvo para contener esta enfermedad infecciosa fue precisamente en Corea del Sur.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!