La carrera por luchar contra el Coronavirus ha provocado un descubrimiento inesperado: la dexametasona, un fármaco bastante económico que es capaz de reducir la mortalidad producida por el coronavirus. Los resultados, en fase preliminar, de un ensayo clínico realizado por la Universidad de Oxford han concluido que este antiinflamatorio tiene la capacidad de reducir uno de cada ocho fallecimientos en pacientes que necesitan respirador y una de cada 25 muertes en aquellas personas infectadas que requirieron oxígeno. Una gran noticia en la lucha contra la pandemia por el coronavirus.

Una dosis del fármaco contra el coronavirus cuesta 26 céntimos de euro

La sorpresa ha llegado por el hecho de que este fármaco que podría ser fundamental para luchar contra el coronavirus es muy asequible y se puede conseguir en cualquier farmacia. La dexametasona es conocida por sus cualidades para tratar determinados tipos de artritis y de trastornos de la piel, asma, tiroides o alergias severas. Este fármaco pertenece a la familia de los glucorticoides con un gran potencial inmunosupresor y antiinflamatorio, según podemos leer en el Vademecum, y el precio de cada dosis tendría un valor estimado de 26 céntimos de euro.

La dexametasona ha sido capaz de reducir el porcentaje de mortalidad entre enfermos del coronavirus

El único problema es que este fármaco que es muy común acaba de convertirse en el primero que certifica -al menos con los resultados preliminares encima de la mesa- que es capaz de disminuir el porcentaje de mortalidad del coronavirus.

Así lo ha comunicado hoy mismo el equipo científico de la Universidad de Oxford con los resultados recogidos tras el ensayo RECOVERY (siglas de “Evaluación aleatorizada de la terapia realizada con el COVID-19) que ha llevado a cabo la evaluación de varios fármacos en número superior a los 11.500 pacientes en un total de 175 centros hospitalarios públicos de todo el Reino Unido.

El tratamiento realizado con dexametasona en bajas cantidades ha sido analizado en un total de 2104 pacientes que fueron elegidos al azar para poder recibir una dosis de dexametasona de 6 miligramos, una dosis diaria, ya fuera por vía intravenosa u oral. Los pacientes fueron tratados con el medicamento durante diez días y su evolución fue comparada con la de los otros pacientes que habían recibido solo el tratamiento cotidiano general.

La dexametasona ha reducido el número de fallecidos por coronavirus, en un tercio en el caso de los pacientes ventilados

Según la información publicada por los investigadores en el mencionado comunicado de prensa, la dexametasona fue capaz de reducir los fallecidos en un tercio de los pacientes ventilados y en una quinta parte en el caso de los pacientes que solo recibieron oxígeno.

Esto significa que la dexametasona es capaz de disminuir una de cada ocho fallecidos en personas afectadas por coronavirus que necesitan ventilación y uno de cada 25 casos que necesitan oxígeno. Los investigadores han detallado que teniendo en cuenta toda la información por parte de los resultados que es de gran importancia para la salud pública, están ya manos a la obra para publicar todos y cada uno de los detalles cuanto antes.

Peter Horby, uno de los investigadores más importantes del ensayo: "es una gran noticia que sea un medicamento como es la dexametasona que es barato, en todas las estanterías y puede ser empleado de manera inmediata para poder salvar vidas alrededor del mundo". Los investigadores han calculado que, si en el momento del inicio de la pandemia se hubiera dispuesto de este fármaco desde el principio, se habría logrado salvar la cantidad de 5.000 vidas.

Y por su precio económico podría ser una gran solución para los países más pobres que tienen que hacer frente a una gran cantidad de enfermos por coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!