Científicos que pertenecen a la Universidad de Oxford han anunciado en el día de hoy que el medicamento dexametasona ha demostrado ser el primero realmente eficaz para el tratamiento de los pacientes más graves de COVID-19. La dexametasona se trata de un esteroide que generalmente está destinado para la reducción de la inflamación.

El estudio incluyó médicos y pacientes con COVID-19

Según La Tercera, la investigación realizada en Gran Bretaña, incluyó las opiniones de gran cantidad de personal sanitario de más de 175 hospitales de todo el país, entre quienes se contaron médicos, enfermeras, farmacéuticos y administradores de hospitales y sanatorios.

El ensayo contó con el apoyo de varias instituciones inglesas, entre ellas la Red de Investigación Clínica de NIHR. Siempre según la fuente, el ensayo comenzó en el mes de marzo e incluyó la prueba de varios medicamentos potenciales para el tratamiento del Coronavirus, como la hidroxicloroquina, la azitromicina, el tocilizumab y el plasma convaleciente recolectado de pacientes recuperados de COVID-19, además de la dexametasona.

Resultados del uso de dexametasona en el tratamiento del COVID-19

Según los datos revelados por la Universidad de Oxford, para tal estudio se estudiaron las respuestas de 11.500 personas afectadas por el coronavirus, todas hospitalizadas, a las cuales se las trató con las diferentes opciones terapéuticas existentes.

Al azar, se designaron 2.104 para recibir la dexametasona. Tal como informaron los doctores Peter Horby y Martin Landray, de Oxford, la dexametasona redujo la mortalidad en un tercio de los pacientes hospitalizados que necesitaron ventilación mecánica y un quinto de quienes no requirieron asistencia de oxígeno.

Según La Vanguardia, el doctor Horby manifestó que "la dexametasona es hasta la fecha el único fármaco que reduce la mortalidad de manera significativa" en pacientes graves afectados por el COVID-19. En tanto que Landray afirmó que, "según los estudios realizados, de cada ocho pacientes que necesitan respiración asistida, uno se podría salvar con el uso de la dexametasona".

Uno de los beneficios de este fármaco es su bajo costo

Por otra parte, los médicos ingleses destacaron que otro de los beneficios de este medicamento es su bajo coste. Según manifestaron, el tratamiento con dexametasona para un paciente grave sería de diez días y el fármaco tiene un costo de 5'5 euros por día. Por ese motivo, el fármaco sería muy útil para tratar el coronavirus en países más pobres con gran cantidad de pacientes infectados.

Según datos aportados por los investigadores, si la dexametasona hubiera estado disponible para tratar pacientes desde el principio de la pandemia, se habrían podido salvar hasta 5.000 personas. En cuanto al mecanismo de acción de la dexametasona, los médicos explicaron que normalmente se emplea para reducir inflamaciones en variadas condiciones médicas.

En el caso del coronavirus, ayudaría a detener el daño orgánico originado por la sobreactivación del sistema inmunológico mientras intenta batallar contra el COVID-19.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!