Cada vez se va sabiendo más sobre el Coronavirus y en el último estudio científico se ha puesto de manifiesto que la falta de vitamina D en el organismo humano incrementa las posibilidades de morir por esta infección. Así se ha constatado a través del estudio científico preliminar que ha sido llevado a cabo por parte de los especialistas de la Queen Elizabeth Hospital Foundation Trust y la Universidad de East Anglia (Gran Bretaña).

Aconsejan suplementos de vitamina D en los mayores

En el mencionado estudio se evidencia que las tasas de infección y mortalidad por coronavirus son más elevadas en las personas con más bajo nivel de vitamina D procedentes de veinte países europeos.

Con una conclusión que podría explicar el alto número de contagios y fallecimientos en España e Italia. No en vano, son algunos de los países que presentan un mayor número de población mayor y en donde los niveles de este nutriente es más bajo al estar menos expuestos a los efectos de la luz solar.

Por este motivo, una de las recomendaciones que se hace desde este estudio científico es que las personas de más avanzada edad se protejan contra la infección a través de un suplemento vitamínico de estas características. Debido a que uno de los objetivos de este trabajo ha sido evaluar los niveles medios de la vitamina D en la tasa de infección y mortalidad por el coronavirus.

Una deficiencia vinculada con el envejecimiento de la población

En cualquier caso, los responsables de este estudio ponen de manifiesto que han encontrado unas “relaciones significativas” entre el número de contagiados, en especial los fallecidos, por el coronavirus y los niveles de esta vitamina.

Mientras que por otra parte, advierten a la población en general de que cualquier valor que esté situado en los análisis por debajo de los 30 nmol/L se puede catalogar como una deficiencia severa respecto a este nutriente.

Alimentos ricos en vitamina D

La vitamina D es uno de los nutrientes básicos que está incorporado en algunos alimentos y que es indispensable para el buen desarrollo de la salud y el mantenimiento del organismo humano, entre el que destaca el fortalecimiento de los huesos más fuertes en el cuerpo. Estando presente en algunos de los pescados grasos más comunes en la dieta española, como por ejemplo la caballa, el salmón o el atún.

Al igual que en el marisco, el hígado de reses o los productos lácteos (leche, yogur, quesos, etc.).

De todas formas, los alimentos de estas características no se constituyen en la principal fuente de la fuente de la vitamina D. Sino que por el contrario, procede de los rayos solares y esta es una carencia muy significativa que está teniendo en estos momentos la población. Como consecuencia de su nula o muy baja exposición a este elemento natural como debido a que son muchas las horas que lleva confinada en sus casas para protegerse del coronavirus en todo el mundo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!