Los investigadores se encuentran ante un nuevo desafío científico con la llegada del Coronavirus, no solo en España, sino ahora que esta peste se encuentra contaminando personas, en todos los países del mundo. Son muchos los caminos que la Investigación científica debe recorrer, teniendo como antecedente a SARS-CoV-2.

Investigar todos los aspectos de coronavirus, es la mejor solución para conseguir la cura a la peste

La investigadora Margarita del Val, perteneciente al Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, ha hecho un interesante análisis para la agencia de comunicación El País, sobre cómo la investigación que se está realizando de Covid-19, es el camino correcto para vencer esta pandemia y no la cuarentena, como ella misma lo ha dicho: “no podemos seguir indefinidamente aislados del mundo”.

Estas palabras que ha dicho la investigadora, tienen un argumento de mucho peso y es que ante la aparición de cualquier virus, en este caso el coronavirus, ningún ser humano presenta una inmunidad previa, para lo cual ella refiere que todas las personas son vulnerables o propensas a la infección y, en este caso de la pandemia de Covid-19, se ha desarrollado un colapso sanitario, debido a la alta tasa de contagio y mortalidad, para lo cual no estaban preparados ningún centro de salud y mucho menos los Gobiernos.

Debe hacerse un seguimiento a las personas no contagiadas y asintomáticas

Otro elemento de mucho peso al cual refiere la científica, es que no se tienen datos precisos de cuántas personas no han sido infectadas por coronavirus, y después de controlar la enfermedad, tampoco se podrán tener cifras exactas de estos individuos, quienes seguirán siendo sensibles a la enfermedad y otras tantas, portadoras asintomáticas del virus.

La investigadora refiere que estos son elementos vitales que deben estudiarse, junto con otros datos que el virus va generando, lo que ella cita como "pistas del virus", para sacar provecho de esta grave situación humanitaria en España y el resto del mundo.

En España según lo menciona Margarita de Val, existe un grupo de científicos, que han puesto todos sus conocimientos para estudiar el coronavirus y aproximarse a encontrar soluciones efectivas, que permitan controlar esta peste.

Muchos caminos deben recorrer los investigadores para conseguir una solución efectiva al coronavirus

En este nuevo camino que ha llevado Covid-19 a la investigación, El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se está organizando para aportar sus conocimientos y descubrimientos en pro del área clínica y otras áreas vitales.

Dentro del áreas vitales, se encuentra la farmacológica, que unirá esfuerzos de investigación, para probar con medicamentos que se han utilizado previamente con otros virus y realizar los ensayos pertinentes en laboratorios y testar con animales, antes de determinar la efectividad que pueda ofrecer el antiviral con los humanos.

Así mismo, otros grupos de científicos han unido esfuerzos para estudiar las respuestas del sistema inmunológico de los pacientes positivos, no fallecidos, para encontrar terapias inmunológicas alternativas y nuevas vacunas. El grupo de CSIC, en España, se ha dedicado a realizar investigaciones, análisis y pruebas para ofrecer en estos dos campos, soluciones viables ante la enfermedad del coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el gobierno de España, siguen apostando a que la mejor arma que se tiene para combatir a Covid-19, es el aislamiento absoluto y la profilaxis, que debe seguirse dentro de los hogares y en espacios públicos.

Los geógrafos alertan que el aumento gradual de la temperatura no mata al coronavirus

El presidente de la Asociación Española de Geografía (AGE), Jorge Olcina, empatiza con las medidas de cuarentena de la OMS, hasta tanto no esté disponible un fármaco efectivo, que permita contrarrestar la infección, tal cual como lo ha expuesto a la agencia de noticias EFE y reseñado en el Diario de Noticias de Navarra.

Jorge Olcina, también es responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante y, en este sentido, los geógrafos se han pronunciado en cuanto a la efectividad del virus con respecto al aumento de la temperatura.

Los geógrafos indican que para estos meses de abril y mayo, donde la temperatura empieza a aumentar gradualmente, no será suficiente este aumento, para acabar con la pandemia de coronavirus.

Según Olcina, el aumento de la temperatura en los meses de verano entre junio y agosto podrían favorecer la extinción del virus, siempre y cuando para ese tiempo, la ciencia médica haya encontrado una vacuna efectiva, de los contrario, como él mismo lo expresa: “Y si para mayo no se ha conseguido un control drástico de los contagios", entonces la llegada del verano podría hacer el efecto contrario: "la mayor estabilidad del tiempo atmosférico puede resultar incluso perjudicial", puntualizó.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!