Suecia ha alcanzado un total de 22.000 positivos por coronavirus, con 2.653 fallecidos, en una población de 10,3 millones de personas, sin embargo, sus políticas para hacer frente ante la pandemia, han sido contrarias al resto de los países de Europa, incluso se ha desmarcado de las políticas que han seguido los países que conforman el Consejo Nórdico, al cual este país pertenece

Con la abrumadora llegada del Covid-19 a los países del mundo, la mayoría ha seguido medidas estrictas para tratar de proteger a los ciudadanos del contagio ante el coronavirus, la más radical de ellas ha sido el aislamiento social, con lo cual las personas se han visto confinadas por largos periodos de tiempo en sus hogares, suspendiendo de manera abrupta la economía y los medios de trabajo a los ciudadanos.

Suecia ha sido la excepción de la regla y ha optado por el “sentido común” de sus habitantes

Según lo declara el primer ministro, Stefan Löven: "Todos nosotros, como individuos, debemos ser responsables. No podemos legislar y prohibirlo todo”, reseñado en RTVE. Las medidas aplicadas por el mandatario, evitan en lo posible que las mismas sean imposiciones, prohibiciones, multas o sanciones hacia los ciudadanos.

En Suecia, las personas siguen trabajando, los parques y sitios de comida se mantienen abiertos, también las escuelas y la mayoría de las empresas se encuentras operativas. Todas y cada una de estas medidas tomadas por el Gobierno de de este país, han sido contrarias a las tomadas por Islandia, Dinamarca, Finlandia y Noruega, pertenecientes al Consejo Nórdico, que si han optado por las medidas de confinamiento social.

Criticas internacionales ante medidas implementadas en Suecia para enfrentar la pandemia

Esto ha sido motivo para volcar la mirada internacional hacia este país nórdico y con ello han surgido críticas, en referencia a las políticas aplicadas para enfrentar el coronavirus en ese país. Sin embargo, todas estas críticas no han sido suficientes ni de peso, para que la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuestione estas medidas aplicadas, al contrario de la opinión internacional, la OMS ha comenzado a sugerir a Suecia como: “modelo para el futuro”

Otro elemento de gran referencia para la OMS, es que este país sueco se mantiene con la mejor economía de toda la zona euro.

El jefe de emergencias de la OMS, Michael Ryan, ha declarado: “Si conseguimos llegar a una nueva normalidad, de muchas maneras, Suecia representa un modelo de futuro”.

Esta declaración de la OMS, obedece a la urgente necesidad de revertir la grave crisis económica que actualmente atraviesan los gobiernos del mundo, ocasionada por la pandemia del Coronavirus.

Las medidas tomadas por el Gobierno de Suecia, aplican a recomendaciones higiénicas y de salud a los ciudadanos, en quienes los gobernantes confían plenamente, evitando de esta manera el colapso económico y de los centros de salud en ese país.

Ann Linde asegura que están preparados para adoptar medidas más vinculantes si fuesen necesarias

A pesar de esta declaración, el pasado 27 de abril, la ministra sueca de Exteriores, Ann Linde, ha expresado en el medio de comunicación The Guardian, reseñado en RTVE: “Tenemos más o menos los mismos objetivos que cualquier gobierno y, como siempre decimos, estamos perfectamente preparados para adoptar normas más vinculantes si la población no nos acompañase", con lo cual queda en evidencia que Suecia se encuentra atenta, evaluando y supervisando, las medidas adoptadas por el Gobierno sueco.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!