El coronavirus, el virus transformado en pandemia según la OMS que preocupa a la humanidad, ha mutado por lo menos tres veces, según informó el Profesor Massimo Ciccozzi, Jefe de la Unidad de Estadísticas Médicas y Epidemiología Molecular de la Universidad Campus Biomédico de Roma, quien descubrió el salto de la especie y concluyó un nuevo estudio que se publicará en una revista científica en los próximos días.

El científico italiano explicó que se han comparado los genomas de los primeros casos chinos con los más recientes de Italia. Se detectó que las mutaciones no cambian el comportamiento del virus, pero la preocupación es que empeore no su contagiosidad sino la letalidad.

Los científicos buscan la vacuna para el coronavirus

Por otro lado, el inmunólogo estadounidense Anthony Fauci, quien trabaja en la nueva vacuna para el coronavirus, ha descartado que se pueda comercializar antes de enero de 2021.

A partir del estudio italiano se reconstruyó la mutación genética que permitió que un coronavirus típico del murciélago se transformara en Sars-CoV-2 (el nombre científico del coronavirus) capaz de infectar a los humanos. Los investigadores siguieron los rastros estudiando las numerosas secuencias genéticas que se han depositado en las bases de datos de Gisad y GenBank desde enero, a las que todos los investigadores contribuyen en el trabajo sobre el virus.

La clave está en el ADN del coronavirus

Nacido entre el 20 y el 25 de noviembre pasado, el coronavirus ha pasado por al menos tres cambios, el último decisivo es la proteína spike, es decir, la punta, la espina, que es la que primero entra en contacto con las células. Esta es la mutación que ha permitido que el virus salte de especie, de animales a seres humanos.

El estudio de los cambios que ha sufrido, ha permitido realizar un identikit preciso del coronavirus, que muestra cómo es más contagioso que Sars, pero tres veces menos mortal.

Los científicos están trabajando contrarreloj en el coronavirus que se ha extendido en Italia como en ningún país de Europa para determinar si la cepa es la misma que nació en Wuhan, China, y de ahí se diseminó por todo el mundo.

El equipo del Profesor Massimo Galli, Jefe del Hospital de Enfermedades Infecciosas de Milán, busca la reconstrucción de las secuencias de ADN del coronavirus para determinar su peligrosidad al poder escapar del sistema inmunológico humano. Sin embargo, en el 97% de los casos se cura y los antivirales ya se utilizan para fortalecer el sistema inmunológico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sugerido un tratamiento antiviral experimental que se utilizó en el Hospital L. Spallanzani de Roma para los primeros pacientes que dieron positivo al virus y que se basa en dos fármacos: Lopinavir/Ritonavir, un antiviral utilizado habitualmente para la infección por el SIDA y que también muestra actividad sobre el coronavirus y Remdesivir, otro antiviral ya utilizado para el Ébola, potencialmente activo contra esta infección.

Por ahora, sólo el aislamiento es efectivo para evitar el contagio del coronavirus

El coronavirus, como todas las infecciones, afecta a todos. Los niños son quienes menos riesgo corren, pero los ancianos, cuando están debilitados o tienen enfermedades o diversas patologías, corren el riesgo de sufrir complicaciones graves y deben ser protegidos en la medida de lo posible en esta etapa de la epidemia.

Los científicos sostienen que hasta disponer una vacuna efectiva, la única acción efectiva es el aislamiento y los protocolos de salud. Por este motivo, ya son muchos los países y aerolíneas que están cerrando los espacios aéreos de y hacia las zonas de mayor virulencia, como Italia y China.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!