Algo a tener en cuenta sobre la cebolla. A veces se consumen alimentos que proporcionan beneficios a la salud, pero gran parte de las veces se les presta muy poca atención. Lógicamente es por falta de conocimiento, como en este caso en particular, donde se ha descubierto un importante dato.

Sus beneficios pueden ser significativamente altos. La ciencia viene estudiando un particular pigmento capaz de reducir considerablemente la presión arterial. Se encuentra principalmente en las cebollas.

Ayuda a reducir la presión alta en pacientes que sufren problemas cardiovasculares

Los científicos han llegado a la conclusión de que la ingesta de quercetina, que es precisamente un flavonoide que se encuentra en la mayoría de las frutas y verduras pero en mayor cantidad en las cebollas, puede llevar a una reducción importante de la presión alta que generalmente sufren los pacientes con enfermedades cardiovasculares. La investigación es sumamente importante desde el punto de vista medicinal, y confirma las bondades de la cebolla y sus beneficios.

Tras su estudio e investigación, expertos del Dongguan Shilong People´s Hospital de la Southern Medical, anteriormente conocida como First Military Medical University y que estuvo afiliada al Ejército Popular de Liberación de China, han sido los responsables de compartir la información publicada en la revista Nutrition Reviews. Gracias a varios estudios en donde se evaluaron diferentes reacciones de la quercetina sobre los pacientes, los científicos llegaron a la conclusión de que reducía la presión arterial y los niveles de glucosa en sangre.

Qué es la quercetina y por qué es importante esta investigación sobre la cebolla

La quercetina es un pigmento vegetal que se encuentra prácticamente en todas las plantas y en algunos alimentos como la cebolla, el té, frutas como la manzana y hasta en el vino tinto. Una investigación sobre la glucosa en sangre, así como el colesterol y la insulina en 886 personas que participaron en 17 estudios, ha arrojado varios resultados.

Demostró que a las personas a las que se les suministró quercetina pudieron reducir considerablemente la presión arterial sistólica. También en los que consumieron cebolla durante un periodo de ocho semanas se determinaron niveles modificados de colesterol y "lipoproteínas de alta densidad". Los estudios no encontraron efectos adversos que pudiera causar la quercetina.

La investigación concluyó determinando una reducción de la presión arterial de más de 10 mmHg, lo que significa que el porcentaje de riesgo cardiovascular se reduce hasta en un 50%. Los científicos determinaron que los efectos son favorables para las personas o pacientes con hipertensión, reduciendo entre un 35 y un 40% los accidentes cerebrovasculares y entre un 20 y un 25% el infarto de miocardio.

Sigue la página Recetas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!