Un grupo de científicos suizos está investigando unos anticuerpos que tienen la propiedad de neutralizar el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH [VIDEO]). La identificación de estos anticuerpos podría conducir a desarrollar una vacuna contra este virus causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA, por sus siglas).

Analizaron la sangre de 4.500 infectados

Este equipo de investigadores, evaluó la respuesta inmune y examinó las muestras sanguíneas de 4.500 pacientes infectados con el VIH.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Arqueología

En dichas muestras, encontraron más de trescientos probables “pares de transmisión”, es decir, personas al parecer infectadas con la misma cepa del virus. Este VIH es un virus de la familia retroviridae, género lentivirus y existen dos serotipos el VIH-1 y el VIH-2.

La diferencia entre ellos, es que el VIH-1 es más infeccioso y virulento y responsable de la mayoría de infecciones a nivel mundial. Mientras que el tipo 2, afecta casi exclusivamente a África occidental.

Además de eso existen muchas cepas del VIH, ya que el virus es capaz de producir mutaciones, es decir, que cambia y produce así una cepa diferente cada vez. Cada cepa, tiene diferente resistencia a los medicamentos usados en el tratamiento de la infección por VIH, que son los antiirretrovirales. Lo cual hace difícil de tratar esta infección, por los diversos fármacos que debe recibir.

Esto podría contribuir a desarrollar una vacuna

Según el grupo de científicos, de la Universidad de Zurich y del Hospital de la Universidad de Zurich, algunas personas producen anticuerpos neutralizadores del virus.

En dicha investigación, publicada en la revista Nature, los científicos han señalado que han estudiado los factores que hacen que algunas personas infectadas con el VIH tipo 1 pueda elaborar estos anticuerpos “especiales” capaces de neutralizar el virus. El identificar estos factores podría conducir a elaborar una vacuna contra el VIH, han señalado los investigadores. Esto, según explicaron, debido a que los anticuerpos son capaces de combatir casi todas las cepas conocidas.

Así mismo, señalaron que, según varias investigaciones recientes, factores como la cantidad y tipo del virus, el tiempo de infección y la raza del paciente, sin duda influyen en la elaboración de estos anticuerpos como parte de la respuesta inmunológica. Por otro lado, se ha identificado el genoma del virus IH. Y particularmente, ellos encontraron que los anticuerpos se pegan a unas proteínas que se encuentran en la cápsula del virus, y que son diferentes de acuerdo a la cepa y al subtipo. Pero como se mencionó, estos anticuerpos son capaces de combatir casi todas las cepas.

Han llegado a la conclusión, que debe existir una “proteína especial” capaz de producir una “defensa eficiente”, de ahí que los consideren como una especie de “anticuerpos sanadores”. Sin embargo, han señalado que para poder desarrollar la vacuna, deben conocer cuáles son esas proteínas, así como las cepas del VIH que hacen que se produzcan los anticuerpos.