La caza indiscriminada de los grandes mamíferos en África se ha ido incrementando con el pasar de los años. A pesar de los grandes esfuerzos realizados por los grupos de proteccionistas, la caza furtiva no se ha erradicado del todo. Durante los últimos años, han salido a la luz pública noticias espeluznantes a cerca de grandes Animales cazados por deporte o por fines lucrativos.

En la última década, la caza indiscriminada de vida silvestre ha sido repudiada por gran cantidad de personas en todo el mundo, las redes sociales están llenas de comentarios despectivos hacia ella.

Matanza de Botsuana

Uno de los descubrimientos más macabros del siglo 21, referente a la caza furtiva, se dio a conocer recientemente.

La cantidad de 87 cadáveres de elefantes fueron localizados durante un recorrido aéreo realizado por la organización “Elefantes sin Fronteras”. Según dicho estudio, la mayoría de los elefantes fueron asesinados durante las últimas semanas. La razón de tan escalofriante hecho ha sido la comercialización de sus majestuosos colmillos.

Según el grupo encargado de realizar el ya mencionado recorrido aéreo, se puede tratar de la mayor masacre de elefantes africanos en la historia de la humanidad.

Una de las principales causas de este matanza pudo haber sido la reciente disolución de la unidad anti-caza furtiva que realizaba vigilancia en el territorio de Botsuana. Dicha disolución fue ordenada por el nuevo presidente de dicho país durante el mes de mayo del año en curso.

A partir de ese momento, el país africano se ha convertido en un atractivo para los inescrupulosos cazadores furtivos.

Durante los últimos años, Botsuana había sido considerada como un templo para estos gigantes paquidermos. Se ha calculado la cantidad de aproximadamente 130.000 elefantes en dicho país.

Expertos aseguran que los elefantes se sienten seguros y cómodos en dicho territorio. Los cazadores furtivos se mantenían controlados debido a los grandes esfuerzos y a las leyes en contra de tal práctica en el área descrita.

Tales circunstancias habían mantenido las cifras de caza furtiva de elefantes y rinocerontes mucho menor en Botsuana con respecto a países como Angola y Zambia, donde prácticamente han sido exterminados.

Preocupación por parte de los proteccionistas

La masacre de Botsuana ha dejado imágenes dantescas, en la web están publicadas las fotos, donde se pueden observar los cadáveres de los elefantes mutilados, debido al afán por arrancarles sus valiosos colmillos. Dichas imágenes han sido publicadas con ánimo de crear conciencia y hacer una llamada de atención a las autoridades de Botsuana y el mundo para que tomen cartas en el asunto y controlen tal situación.

Mike Chase, quien pertenece a la ONG "Elefantes Sin Fronteras”, manifiesta sentirse realmente sorprendido, ya que las cifras obtenidas del macabro hecho aseguran ser por lejos la caza furtiva de elefantes más grande que haya observado o de la que haya leído en territorio africano, durante toda su vida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!