Los avances en ciencia e investigación siguen sorprendiéndonos, y creemos que la ficción de poder poseer un órgano robótico es posible. La fantasía envuelve nuestra realidad continuamente, los investigadores sueñan, crean e innovan para beneficiar a la humanidad, para valorar más los años que se avecinan.

El cuerpo humano es una maquina sorprendente y hasta el momento por muchos avances que hayan visto la luz, nada se podrá comparar con lo hecho por un probable creador.

Los descubrimientos en la medicina – conjuntos con ayuda de la tecnología – buscan que la ficción se acerque un poco más al plano material, tanto para combatir enfermedades, como en la prevención de ciertas patologías. Quizá hasta algún día lleguemos a ver inteligencias artificiales, cumpliendo la labor médica. Esperamos que las investigaciones sobre células madre tengan un desarrollo provechoso para las próximas generaciones.

Corazón miniatura: innovación para la prevención

En laboratorios de Hong Kong – Novoheart – investigadores utilizan células madre para gestar corazones bioartificiales. Estos corazones en frascos, servirían como un clon de tu propio corazón, uno que lata al mismo ritmo, y que reaccione a los medicamentos de vanguardia, como lo harías tú mismo.

Ronald Li en conjunta labor con otros científicos, pueden generar estos corazones en frascos con tan solo 2,5 mililitros de sangre, y en solo 6 meses se forma el nuevo corazón, siendo que el primero de esta larga cadena tardo cerca de 20 años. Este sistema inventando por Li, puede dar la pauta para la creación de ciertos medicamentos, sin poner en peligro a las personas en dichos ensayos.

La esperanza para muchos que requieren de un trasplante

La biotecnología es una opción benéfica para probar medicamentos, sin poner en riesgo ninguna vida humana, lo que podría reducir el costo y proporcionar al mismo tiempo datos certeros, sobre los eventuales efectos secundarios que pudieran surgir de las pruebas. Desarrollar medicamentos nuevos, es un largo camino, caro y poco eficiente, que oscila entre US$2.000 y US$3.000 millones, esto sumado al tiempo del proceso de una medicina viable para el público en general.

En relación a los órganos bioartificiales, esta clonación originada de células madre por la misma sangre del paciente, es una probabilidad positiva en un futuro cercano a la evolución del trasplante tal y como lo conocemos. En la actualidad tanto órganos como tejido humano, a partir de células madre, son una realidad.

Ronald Li afirma que tras una prueba simple de sangre, tomada en el laboratorio, se tendrá varios frascos de corazones de la propia carga genética, luego de 16 a 20 semanas.

Una alternativa para curar y descartar muchas afecciones. Ahora solo resta encontrar un inversionista en la industria farmacéutica que comprenda y valore esta tecnología.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más