Hablar de Stephen Hawking significa hablar de futuro, de ciencia y de investigación. El investigador falleció el pasado 14 de marzo en su residencia de Cambridge, Inglaterra, como consecuencia del deterioro físico provocado por la enfermedad degenerativa que sufría: la ELA. Una enfermedad que le había dejado postrado en una silla de ruedas y que había ido deteriorando su cuerpo poco a poco hasta dejarle sin habla, entre otros aspectos físicos que le habían impedido poder ejercer su movilidad.

Biografía de Stephen Hawking

Era un físico, estudiante del cosmos e investigador en el campo científico. A lo largo de su carrera pudo ayudar al desarrollo de la ciencia con algunos descubrimientos relacionados con la relatividad general y los agujeros negros, de los que era un experto en el estudio de la astrofísica moderna.

A lo largo de sus etapas investigadoras, este reputado científico se dedicó, en buena parte de ellas, a analizar las leyes del universo.

Como primer ejemplo, el teorema de Einstein, para que el constató que el espacio y el tiempo deben estar formados por una parte inicial. Según Hawking, el inicio se llamaría big bang y el final se situaría en el interior de los agujeros negros, del que era gran conocedor.

Más adelante, el científico inglés se especializó en los agujeros negros. Para Stephen Hawking, los agujeros negros no eran del todo oscuros.

Este descubrimiento fue hallado gracias a las leyes de la mecánica cuántica, a través de las cuales se pudo constatar que de los agujeros se podían apreciar radiaciones, que posteriormente llevarían su propio nombre. Y es que, como bien hemos dicho, la especialidad del físico eran los agujeros negros e, incluso, fue el protagonista de un programa de una famosa cadena inglesa que analizaba cómo se pudo originar el universo.

El show de televisión estaba basado en una de sus múltiples publicaciones y duró casi tres años. Sin embargo, como buen experto en materia del origen del universo y de los agujeros negros, él mismo volvió a analizar sus estudios y llegó a la conclusión de que los agujeros podrían no ser un punto final de materia, como él mismo había afirmado en muchas ocasiones.

Presentó un libro en Oviedo

Stephen Hawking, además de haber investigado el universo, publicó una gran cantidad de libros en los que mostraba una parte de sus investigaciones, por lo que era también considerado un divulgador.

Hace más de diez años que presentó en España uno de sus libros más famosos, en el que habla sobre el origen del universo, y que resume y comprime la historia en varios centenares de páginas. Como curiosidad, cabe destacar que el libro se publicó en todo el mundo en castellano antes que en la lengua materna de Hawking, el inglés.

Hawking se apostó su dinero por el bosón

En el año 2008, Stephen Hawking protagonizó una de sus anécdotas más divertidas junto a otro de los grandes del estudio de la ciencia de la ciencia actual.

Hawking y Peter Higgs decidieron jugarse cien dólares ante todo el mundo de la ciencia si el famoso bosón de Higgs no servía para encontrar la partícula que estaban intentando encontrar desde hacía varios años. Sin embargo, y sin que sirviera de precedente, el inglés perdió la apuesta, ya que, cuatro años más tarde, se confirmó el hallazgo.

Sus últimas investigaciones

Siempre ligado a la Universidad de Cambridge, fue investigador de la misma, liderando muchos de los proyectos científicos del centro. Uno de los proyectos más apasionantes del físico fue el que realizó en el año 2015, relacionado con la búsqueda de vida alienígena. En varias ocasiones, Hawking afirmó que la búsqueda de otros planetas para el ser humano era necesario, ya que el nuestro es demasiado débil para resistir otros mil años más.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más