En nuestra mente se puede almacenar conocimiento escrito en unos cien millones de enciclopedias. Solo usamos un pequeño porcentaje. Algunos hablan de que no usamos ni siquiera 1 % de la capacidad. Es como tener un ordenador muy potente y con un disco de almacenamiento de millones de bytes y solo guardar un documento de Word y no usarlo más.

Limitaciones de la mente

Aunque han existido personas muy inteligentes como Einstein, igual eran seres humanos con las mismas limitaciones en cuanto al uso del Cerebro.

Al parecer no hay una razón lógica para entender por qué no podemos usar el 100 % de la capacidad de nuestra mente. También existen contradicciones. Por ejemplo los seres humanos pueden diseñar y construir una calculadora electrónica. Pero ningún ser humano puede calcular con la mente todo lo que puede calcular este invento. Entonces la pregunta es por qué el cerebro puede crear inteligencia artificial superior a él mismo.

Cómo usamos el cerebro

El cerebro tiene por decirlo así departamentos u oficinas. En cada una de estas hay un trabajo distinto. En una se procesa el lenguaje, en otra las imágenes, en otra las emociones y así funciona nuestra mente. Pero aunque hay personas que estudian por varios años, el cerebro sigue vacío. Algunos han argumentado que esta no es la vida que deberíamos tener. Es decir las guerras, el hambre, las enfermedades y la pobreza no son compatibles con el hecho de que cada persona en este planeta sea rica o pobre tenga en su cabeza el procesador más potente hasta ahora conocido por el hombre.

Lo que parece es que hubo una interrupción del desarrollo de la especie humana y a partir de ese momento estamos en una pausa que ni siquiera nos detiene sino que nos retrocede o rebaja.

Los seres humanos están usando la poca capacidad del cerebro a la que tienen acceso para construir armas y contaminar. Estas acciones no son compatibles con la perfección de la mente. Es obvio que hay un problema o causa que impide aprovechar toda la potencia de nuestro cerebro.

El ejemplo más simple es cuando nos hacemos una herida. El cerebro puede ordenar reconstruir al área afectada y sanarla. En heridas más grandes la contaminación a la que estamos expuestos disminuye esta capacidad. Quizás es por esa razón que el cerebro no es usado completamente hasta que no se resuelvan asuntos más importante. Es posible que si se logra recuperar el equilibrio correcto de la naturaleza y la alimentación el ser humano pueda usar el cerebro de forma perfecta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más