Según nos informan ABC y otros medios, de las estrellas sólo se conocían características como los componentes que las forman, su vida y su muerte. Sin embargo, un grupo de investigadores en la Universidad de York ha logrado descubrir qué posible sonido emiten estos astros.

Un descubrimiento "caído del cielo"

ABC nos dice que el descubrimiento ha sido realizado de forma accidental con base en investigaciones sobre hidrodinámica. El diario ABC nos cuenta que los científicos implicados en el experimento se percataron de un movimiento de plasma (las estrellas están compuestas este material) que se producía desde las zonas de mayor densidad hacia las de menor concentración al lanzar un láser Ultra Intenso sobre éste.

El Doctor Pasley ha afirmado en la nota de prensa de la Universidad de York que el sonido se hallaba a una frecuencia tan alta que sería imposible escucharlo para la gran mayoría de los mamíferos, pues era "seis millones de veces mayor de lo que podría ser oído por cualquier mamífero". Explica Pasley en la nota de prensa de la Universidad de York.

Según nos atestigua ABC, el Doctor Pasley afirmó que este fenómeno podría producirse en la superficie de las estrellas. El experto ha afirmado en la nota de prensa de la Universidad de York que las estrellas "podrían estar cantando cuando acumulan nueva materia, pero como el sonido no se puede propagar por el vacío del espacio, nadie puede oírlas".

¿Cómo han podido averiguarlo?

David Garner y ABC han expuesto que la técnica usada por los científicos para observar las ondas de sonido era muy similar a la de un Radar de Policía. Dicha técnica ha permitido a los científicos calcular de manera exacta cómo se mueve el fluido cuando es alcanzado por el láser, según Informa David Garner en la nota de prensa de la Universidad de York.

David Garner ha declarado que el Doctor Alex Robinson desarrolló un modelo numérico para que fuera posible generar ondas acústicas. Alex Robinson dijo que fue difícil determinar el origen de las señales acústicas al principio, pero su modelo fue lo suficientemente eficaz como para producir resultados comparables a los cambios de longitud de honda observados en el experimento.

En definitiva, tal y como afirman ABC y David Garner en la nota de prensa de la Univerisad de York, los expertos descubrieron una manera de producir sonidos en base al flujo de fluidos. Las estrellas generan una gran cantidad de plasma al acumularse mucha materia en su superficie que, finalmente, produce sonidos. Informa ABC.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!