Según indican El Mundo, Huffingtonpost y Europa Press, muchos sectores de la Iglesia católica apoyan la Huelga Feminista que se celebra el 8 de Marzo.

La Virgen María como símbolo de valoración a la mujer

Rafael J. Álvarez informa en El Mundo que el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, afirmó que los obispos respaldan totalmente las reivindicaciones del 8-M, “especialmente en lo que toca al atropello de la dignidad de la mujer”.

El Mundo declara además que el arzobispo de Madrid hizo historia eclesial el pasado viernes al hacer esta declaración con respecto a la huelga del 8-M [VIDEO]: “Lo comprendo, hay que defender sus derechos.

Lo haría también, lo hace también de hecho, la Santísima Virgen María".

Según informa Rafael J. Álvarez en El Mundo, durante la presentación del libro En la tierra como en el cielo, el Cardenal Osoro afirmó que es lógico que el Pontífice guíe a todos los obispos hacia una dirección: defender la dignidad de las mujeres “porque no hay más valor que el que da el Señor a la mujer” y “La valoración más preciosa que se puede hacer de la mujer está en la Virgen María”, según asegura El Mundo.

La figura de la Virgen María gana aún más importancia cuando el máximo responsable de la Iglesia en Madrid sostiene que la “expresión máxima de la dignidad de la mujer está en la Virgen María ” al ser madre y estar siempre en los momentos más necesarios de la vida del ser humano, tal y como hizo con su hijo, según informa Europa Press.

El Papa Francisco expresa su defensa de los derechos de las mujeres

Rafael J. Álvarez recalca en El Mundo que, a pesar de que la teología feminista y algunos sectores cristianos progresistas reclamen que la Iglesia no debiera vincular a la mujer con la maternidad, muchas de las declaraciones del Papa Francisco [VIDEO] a favor de la igualdad de derechos se han extendido por el mundo. Para él, "La Iglesia es mujer", como María y el resto de las mujeres.

Según comunica El Mundo, El Papa expresa su preocupación en su libro Diez cosas que el Papa Francisco propone a las mujeres: "Me preocupa que siga persistiendo cierta mentalidad machista, incluso en las sociedades más avanzadas, en las que se consuman actos de violencia contra la mujer, convirtiéndola en objeto de maltrato, de trata y de lucro, así como de explotación en la publicidad y en la industria del consumo y diversión".

El Mundo aclara que el Papa también muestra preocupación por las mujeres que trabajan en la iglesia: "Me preocupa igualmente que, en la propia Iglesia, el papel de servicio al que todo cristiano está llamado se deslice, en el caso de la mujer, algunas veces, hacia papeles más bien de servidumbre que de verdadero servicio".

La acción de la Teología Feminista

El Mundo atestigua que la Jerarquía de la Iglesia jamás ha apoyado el feminismo por tratar aún la “ideología de género”. Solo los movimientos cristianos relacionados con el feminismo como la Teología de la Liberación han trabajado mucho en cuestiones de violencia machista, la denuncia del sistema patriarcal, la ordenación sacerdotal de mujeres o incluso el apoyo a ciertas legislaciones de despenalización del aborto.

Según notifica El Mundo, el libro Queremos el pan y las rosas de Lucía Ramón es reflejo del trabajo de la Teología Feminista. En dicho libro, la teóloga feminista de la Facultad de Valencia destaca que: "La emancipación de las mujeres es un reto para el cristianismo del siglo XXI. La Iglesia debe seguir el ejemplo de Jesús y abandonar la actitud ambivalente e incluso misógina que la ha caracterizado secularmente".