Tal día como hoy hace 50 años, el 27 de marzo de 1968, Yuri Gagarin perdía la vida en unas circunstancias que, durante años, se mantuvierOn envueltas en cierto secretismo. Convertido en héroe nacional al lograr el primer vuelo espacial el 12 de abril de 1961, Gagarin, había servido como muestra de los valores del hombre soviético ante el mundo y, por otro lado, la Unión Soviética volvía a lograr otro hito en la carrera espacial que mantenía con EEUU.

El joven que soñaba con surcar las estrellas

De origen humilde, Yuri Gagarin logró alcanzar el rango de oficial en las fuerzas aéreas soviéticas. Se presentó como voluntario junto a otros 3.500 pilotos de caza para el Programa Vostok.

Destacó por encima de los demás competidores en las notas de las distintas pruebas a las que fue sometido y también en sus aptitudes físicas, jugaba a su favor su corta estatura de 1,57 metros dado el reducido espacio interior de la capsula del Vostok-1.

El vuelo que le dio la fama duró 108 minutos en total. El cohete fue lanzado desde Tyuratam, nombre que recibía el Cosmódromo de Baikonur para ocultar su ubicación exacta. El descenso desde el espacio fue el momento más problemático al fallar el separador que debía soltar la cápsula de Gagarin. Por suerte para el cosmonauta, el intenso calor quemó las correas de sujeción liberando la cápsula. Al final, Gagarin tocó tierra a más de 4 kilómetros de distancia del lugar estimado sano y salvo.

La controvertida muerte

Pese a su condición de héroe nacional, Yuri Gagarin no volvió a pilotar en una misión espacial quedando relegado a piloto de reserva del primer Soyuz, el cual terminaría en desgracia al impactar la cápsula contra el suelo costándole la vida a Vladimir Komarov, piloto principal.

Sin embargo, continuó pilotando cazas como había hecho antes de entrar en el programa espacial soviético. En un intento por revalidar su licencia encontró la muerte, la cual se rodeó de un gran misterio y secretismo. Muchos apuntaron a un asesinato, a un choque contra un globo meteorológico y aquellos con más imaginación sugirieron intervención alienígena.

No obstante las causas de la muerte fueron más prosaicas como se encargo de revelar hace cinco años Alexei Leonov, primer cosmonauta en realizar un paseo espacial y quien estuvo en el lugar del accidente. Según su versión, guardada por el gobierno soviético durante 43 años, el mismo día que Gagarin pilotaba su MiG-15 también se realizaban pruebas con el nuevo modelo de caza Sukhoi Su-15. Aquel día, las malas condiciones del tiempo llevaron a ambos cazas a rozarse y la onda de choque del Su-15 desestabilizara el caza del héroe soviético que acabó estrellándose. De esta manera moría el hombre, pero continuaba su leyenda.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!