El filósofo, Christian Palazzi, estima que hablar del futuro de la tecnología es casi como "profetizar" teniendo en cuenta el mundo "tan cambiante en el que estamos instalados"; sin embargo, dado que es Internet el "eje vertebrador" hacia el futuro hay que recuperar el pasado porque puede "ayudar a vislumbrar que tipo de futuro nos espera".

Palazzi explica la introducción de Internet en Harvard y Chicago porque "conforman dos paradigmas de entender ese universo" dado que cada rector decidió hacerlo de una forma. El rector de la Universidad de Chicago, atendiendo a la primera enmienda y a la libertad de expresión americana dijo que esa Red "no podía ser controlada y que cualquier persona debería poder utilizarla respetando las comunicaciones anónimas".

"Ese espacio de libertad que representa el anonimato contrasta con la Universidad de Harvard donde el rector escogió la opción opuesta exigiendo a los usuarios que usaran la Red una identificación", explica el filósofo.

En ese sentido, Palazzi afirma que entre el anonimato y la identificación, claramente, "las ideas utópicas sobre Internet" han cogido estas dos vías; una representa un "discurso más liberador" en el que se afirma que "gracias a la tecnología podemos intercambiar conocimiento" mientras que la otra ha derivado en lo que parece ser que "está ganando la batalla que es el control de las grandes plataformas que se han instalado en esa Red [VIDEO]para controlar diferentes espacios".