"La generación de datos neuronales humanos de alta calidad, no tiene precedentes. Tendrá un gran impacto en los investigadores y laboratorios de todo el mundo que buscan comprender los componentes fundamentales del cerebro humano que le otorgan sus propiedades únicas" dijo David J. Anderson, Investigador, Ph.D., Profesor de Biología y Director del Instituto de Neurociencia y Tecnología de California.

La recopilación de esta información es posible gracias a la colaboración de los neurocirujanos de Seattle. Cuando los pacientes requieren cirugía para afecciones como epilepsia o tumores cerebrales, los cirujanos a menudo necesitan extirpar pequeña pieza de tejido cortical para alcanzar el objetivo quirúrgico.

Este tejido se trata normalmente como residuo médico y se destruye. Pero en vez de desecharlos los científicos del Instituto Allen transportan rápidamente estos tejidos al laboratorio, donde pueden estudiar la forma y el comportamiento de las células del cerebro humano vivo.

El estudio directo de las células cerebrales humanas podría acelerar la cura a muchas enfermedades y trastornos

Trabajar con tejido humano ha revelado su notable viabilidad. Una vez transportado al laboratorio, el tejido se puede estudiar durante mucho más tiempo que el tejido derivado del ratones de laboratorio, el modelo animal más común en las ciencias biomédicas. Al examinar las células cerebrales humanas en paralelo a las de los ratones, se evidencia que si bien, muchas características generales de la estructura y función celular son similares, los detalles pueden diferir.

Por ejemplo, las formas de las neuronas humanas son mucho más grandes y complejas.

"Estamos comenzando a descubrir que ciertos tipos de células neuronales y no neuronales tienen propiedades muy diferentes en el ratón y el ser humano", dice Lein. "Si queremos comprender los detalles de la función del cerebro humano en la salud y la enfermedad, es esencial estudiar el cerebro humano en sí".

"En los cuatro años que llevamos a cabo estos experimentos, hemos descubierto que es posible trabajar con el tejido cerebral humano por mucho más tiempo de lo que se sabía anteriormente", dice Jonathan Ting, Ph.D., investigador adjunto del Instituto Allen. "Una de nuestras esperanzas es que al seguir trabajando en células cerebrales humanas y al compartir nuestros datos públicamente, podamos inspirar a otros investigadores de la comunidad científica a cambiar su trabajo con respecto al tejido quirúrgico humano que se desecha o destruye, con el fin de obtener más datos para responder muchas de las preguntas científicas en el campo de la neurociencia ".

"Indudablemente, aprenderemos sobre muchas enfermedades y trastornos diferentes a medida que profundicemos sobre los tipos de células en el cerebro " dijo Jeffrey G. Ojemann, MD, Vicepresidente y Profesor de Cirugía Neurológica en UW Medicine.

El Instituto Allen recibió recientemente casi 100 millones de dólares en fondos de los Institutos Nacionales de Salud

Con este aporte se busca ampliar las investigaciones de tipos de células en el cerebro humano y del ratón: un paso crucial para comprender la salud y la enfermedad del cerebro. Las subvenciones son parte de la Red de Censos Celulares de la Iniciativa BRAIN (BICCN), que tiene como objetivo establecer atlas de células de referencia del cerebro mediante el apoyo a colaboraciones que crearán recursos para ser compartidos en toda la comunidad de investigación.

"Nos sentimos enormemente honrados de recibir estas subvenciones y ser el centro de estos ambiciosos consorcios de colaboración que se basarán en nuestra búsqueda de la catalogación de los componentes celulares del cerebro", dice Christof Koch, Ph.D., Director Científico y Presidente. del Instituto Allen para la Ciencia del Cerebro. "Nuestro modelo de ciencia en equipo y ciencia abierta nos permite crear y compartir recursos que sirven a la comunidad científica en general. A través de estas subvenciones, podremos trabajar estrechamente con nuestros colaboradores para establecer estándares y generar recursos que impulsarán la neurociencia en nuevas y emocionantes direcciones ".

"Un censo detallado de la estructura y función de los tipos de células específicos es una de las vías más prometedoras para avanzar en nuestra comprensión del cerebro humano", dice Allan Jones, Ph.D., presidente y CEO del Allen Institute. "Nos enorgullece habernos establecido en esta área con nuestro trabajo en la creación de la base de datos de tipos de células Allen, y nos sentimos honrados de ser reconocidos a través de estas subvenciones como líderes en el campo".