David Cage ha causado una conmoción durante la pasada Paris Games Week con un tráiler de su nueva obra "Detroit: Become Human", presentado anteriormente en los E3 de los ultimos años, que tal y como sus avances anteriores la promocionan, se puede describir como una película interactiva con múltiples finales a ciertas escenas que a su vez se ramifican en diferentes finales. La escena mostrada enseña como la protagonista, una androide llamada Kara, es llevada de vuelta a su casa después de un "reset" a su memoria, por razones desconocidas dos semanas previas a los eventos del tráiler. Conforme avanza la narrativa, descubrimos que las cosas en la casa no son tan idílicas como uno espera...

Anuncios
Anuncios

El trailer demuestra una clara muestra de violencia doméstica de un padre de familia hacia una hija y la protagonista, la cual se muestra completamente pasiva ante el horror domestico que narra.

¿Emotividad o Controversia?

En respuesta a los comentarios negativos de los internautas, los cuales argumentan que es "demasiado brutal para ser mostrado en los ##Videojuegos", David Cage explica sus motivos dentro de una entrevista con Eurogamer:

"Siempre habrá gente que piense que lo hemos 'usado' [la violencia domestica]... Pero no creo que es lo que hacemos. Si miras el juego mas profundamente y lo juegas entenderás que no es un juego sobre abusos en el hogar. Simplemente es una parte de la historia de Kara; no es una victima y tiene una historia".

Cuando es cuestionado sobre la razón exacta de por que abarcó este asunto, Cage responde:

"Uno no 'elige' hablar de violencia domestica.

Anuncios

No es como si dijera 'oh, vamos a escribir una escena sobre violencia domestica.' Así no es como funciona. Cuando eres un escritor hablas de las cosas que te emocionan, que sientes que te emocionan [...] Hay dos formas de hacer este tipo de cosas. 'Vale, vamos a hacer algo guay y vamos a hacer que alguien sea maltratado por un hombre.' Esa es una forma de hacer las cosas, porque la gente va a escribir sobre ello y va a vender mi juego".

"Hay un sentido detrás, hay una historia con fuerza que necesito contar: atraviesa momentos oscuros, pero creo que la historia debe de ser contada puesto que es algo importante para mi [...] Nunca es una decisión consciente de decir que vamos a hablar de violencia, no. Quiero hablar de algo con sentido y que emocione, ese es mi trabajo como escritor".

Dotando de humanidad lo artificial

Si la primera parte del tráiler, donde Kara se mantiene pasiva ante la situación que ocurre, fuera la secuencia al completo, toda crítica negativa recibida por esta escena tendría el sentido.

Anuncios

Sin embargo, es la segunda parte es realmente la mas importante del argumento. Al ofrecer diferentes opciones, somos la humanidad que resurge en Kara, la que le importa lo que le sucede a la niña que recibe el abuso. En parte, somos la causa que a una androide como ella se cuestione si lo que esta presenciando es algo justo o no. Somos los pasos que ella toma en tener una conciencia propia y un libre albedrío; tenemos una oportunidad de romper la barrera entre lo artificial y lo humano. Ese es el verdadero concepto que opino que esta realmente detrás del trailer de la obra de Cage.

Considero, bajo mi opinión personal, que los #Videojuegos son una forma de arte igual de válida que el cine, [VIDEO] la música o el arte, y coincido con David Cage en que, como escritor, el proceso creativo no es algo tan simple como "voy a escribir una escena dura para que mi juego venda por mala prensa". No es una táctica desconocida para el videojuego: Rockstar lo hace una y otra vez con GTA. Sin embargo, dudo que él la haya escrito para vender, al contrario, la escribe porque tiene que ser escrita, tarde o temprano.

En el cine, mas en concreto en el español, hemos visto escenas así. Películas como "Solo Mía" de Javier Balaguer, o "Te doy mis ojos" con Luis Tosar. No son temas agradables, en absoluto. Pero esos son casos en los que el director en conjunto con los guionistas tenían algo importante que enseñar a su publico. Y es que, aunque nos intentemos tapar los ojos, las cifras de muertes por estos horrores siguen ahí. ¿Sus victimas? Puede que no. #NiUnaMas