A diferencia de los 'famosos de toda la vida', aquellos a los que les avala una trayectoria personal o profesional cuyo interés se mantiene con el paso de los años, los nuevos famosos, casi todos ellos reconocidos tras pasar un tiempo en un reality televisivo o, en muchos casos, por ser o haber sido pareja de, tienen que 'ganarse el pan' cada día, o mejor dicho, cada fin de semana.

Y es que más allá de las entrevistas en los programas de corazón y de lo ingresado en su cuenta durante el tiempo que han estado encerrados en un concurso de tele realidad, el gran montante económico de estos llega después, cuando a las entrevistas para la prensa en general se le suman los cotizados bolos.

Anuncios
Anuncios

Estos, que no son otra cosa que la presencia de 'celebrities' de distinta fama y condición en discotecas y eventos que tienen lugar a lo largo y ancho de toda la geografía española, le supone durante el tiempo en el que tiene tirón unas sumas muy importantes de dinero lo que ha llevado a algunos ex de GH a llamarle 'el segundo #Gran Hermano' o 'el otro GH'.

La razón no es otra que las cantidades que estos se llevan a casa después de pasar unas pocas horas haciéndose fotos, dejándose ver por la cabina y disfrutando de una barra libre pagada y, a menudo, una noche de hotel que también corre a cargo de la discoteca que aprovecha su tirón para llenarse.

En número, que es lo que nos interesa, los ex grandes hermanos percibe entre 400 y 1500 euros por cada bolo por ahí, dependiendo del grado de interés que generen, lo polémicos que han sido durante el concurso o el ruido que han sido capaces de generar a nivel mediático en las últimas fechas.

Anuncios

Así pues, a los 400 euros que podría llevarse Clara o Meritxell de un bolo, podrían pasan a los 600-800 que podría costar contar con Adara, la que más seguidores arrastra en las redes sociales, o los 1.200-1.400 de las últimas ganadoras Bea o Sofía. Eso sí, a menudo, las empresas que los representan se quedan entre un veinte y un treinta por ciento. A cambio consiguen multiplicar sus bolos como setas por toda la geografía española. #MYHYV