Dos grandes operadores privados de la pequeña pantalla como son 'Atresmedia' y 'Mediaset' están a la espera de la resolución que ejecutará el Tribunal Supremo a raíz de las demandas interpuestas contra ellos. En ellas se pide que otros ocho canales que actualmente emiten ambos operadores, sean clausurados, como ya le ocurrió a otras cadenas con anterioridad. Dada la preocupación de estas dos grandes empresas, se ha pedido la intervención del gobierno de Rajoy en el asunto, con el fin de que éste evite la clausura.

En la época de gobierno del PSOE, el TDT alcanzó su punto álgido, y llegó a haber más de veinte canales operativos.

Anuncios
Anuncios

Si las licencias de 'Atresmedia' y 'Mediaset' son anuladas, ya no quedarían ni la mitad de canales que los televidentes disfrutábamos entonces.

En un país en el que supuestamente existe libertad de expresión y de prensa, es de esperar que los medios sean más o menos objetivos, aunque de sobra sabe el telespectador que no es así. Hay canales claramente posicionados y podemos decir que cada cual cojea hacia uno u otro lado sin mucho miedo a equivocarnos.

Pues bien, el Gobierno se ha comprometido a interceder a favor de estos operadores de #Televisión privados, pero al parecer con ciertas condiciones. Los programas que emite 'La Sexta' como son 'El Intermedio', presentado por el Gran Wyoming, o el 'Salvados' de Jordi Évole, no son todo lo agradables con el gobierno del PP como a éste le gustaría.

Anuncios

Ni que decir tiene, que el presentador de 'Las Mañanas de Cuatro', Jesús Cintora, tampoco tiene pelos en la lengua y no se corta cuando el gobierno merece una buena reprimenda en directo.

Parece ser que el Ejecutivo, solo intercederá por ambas empresas si éstas se comprometen a moderar su discurso contra el Gobierno. Por supuesto, no lo declararán así públicamente, pero todos sabemos cómo se las gasta el Partido Popular en lo que a libertades se refiere. Esto tiene un nombre, y se llama censura.

Ahí tenemos la famosa 'Ley Mordaza' que el gobierno impuso a golpe de mayoría absoluta y varias denuncias de trabajadores de la televisión pública como TVE o TeleMadrid entre otras, en las que se despide, y se coloca a dedo al personal.

El Gran Wyoming, el ex follonero, Jordi Évole y el presentador Jesús Cintora son actualmente lo más auténtico que podemos ver en televisión. Aunque habrá quienes no compartan mi opinión, solo espero que ellos, como buenos profesionales que son, no se dejen amedrentar.