El Ramadán, el mes sagrado para todos aquellos que tienen la creencia religiosa musulmana, es mucho más que ayunar durante las horas en las que no hay sol, entre el amanecer y el atardecer, o no beber ningún tipo de líquido, incluida el agua.

A lo largo de este período, nos encontramos con una serie de deberes que deben cumplirse por parte de todo buen musulmán si no quiere tener consecuencias morales.

¿Cuáles son esos deberes?

  • 1. "As-suhur", es lo que se conoce como tomar algún tipo de alimento a lo largo de la madrugada, aunque sólo sea un vaso de agua, con el objetivo de que el ayuno esté presente a lo largo del día en la mente del creyente.
  • 2. Hay que romper el ayuno, de manera inmediata, tras la puesta de sol y al inicio del tiempo de lo que se conoce como la oración del magrib, para permanecer al lado del bien.
  • 3. En el momento del ayuno hay que rogar y suplicar ya que se logró la recompensa con el permiso de Dios.
  • 4. Abstenerse de todo aquello que contradice lo moral durante el ayuno. El ayuno es visto como una escuela de doctrina y de disciplina -sea moral o espiritualmente-, ya que hay que abstenerse de todo lo que sean malas palabras, malos actos o malos pensamientos.
  • 5. El empleo de siwak a lo largo del ayuno. Estamos hablando de una rama de un árbol que se encuentra en la península arábiga y que se solía emplear como cepillo de dientes, gracias a sus beneficios para dientes y encías.
  • 6. Generosidad. Durante el mes de ramadán, los musulmanes deben ser generosos.
  • 7. Leer más la lectura del Sagrado Corazón. Se debe recitar con más frecuencia los versos del Corán.
  • 8. Aumentar las prácticas, como decía el profeta.

Eso sí, hay una serie de actividades que están prohibidas y su incumplimiento implica pagar lo que se conoce como Kaffara.

Anuncios
Anuncios

  • 1. Tener relaciones sexuales, beber o comer durante la abstinencia.
  • 2. Masturbarse.
  • 3. Vomitar de manera intencionada.
  • 4. Realizar cualquier actividad que anule el ayuno.

¿Qué es el Kaffara?

Consiste en liberar a un esclavo creyente (que sea musulmán practicante), ayunar durante dos meses seguidos o dar de comer a 60 personas pobres. Si es un matrimonio mantiene relaciones sexuales, ambos serán considerados responsables de pagar Kaffara.

Sin duda, un mes muy especial para los musulmanes, ya que deben cambiar la manera de organizar su vida y es todo un ejercicio de disciplina, dedicación, meditación y una manera de desintoxicar el cuerpo y la mente. #ramadan #musulman #Religión