Estoy segura de que te va a gustar aprender a tejer esta bufanda infinita o circular en punto reversible. Es muy fácil de hacer y en pocas horas la tendrás lista para lucir en cualquier ocasión resguardándote del frío con glamur. Escoge el color o colores que mejor se adapten a tu gusto y lánzate a la aventura de tejer.

Este punto forma unas pequeñas estrellas y lazadas muy favorecedoras es muy elástico y como podrás comprobar resulta igual por las dos caras del tejido lo que lo hace ideal, ya que no tienes que estar pendiente de si muestras la parte correcta cuando te la pongas.

Bufanda infinita a crochet en punto reversible

Materiales:

250 gr de lana a tu gusto, piensa que has de trabajarla con un crochet de número elevado para que el punto te quede suelto y elástico.

Anuncios
Anuncios

Por eso he escogido el número 8 cuando podía haberla trabajado con el número 6

Instrucciones:

Trabaja 150, 160 o 170 cadenetas según quieras tu bufanda infinita más o menos larga. Si la haces de 150 cadenetas con 200 gr de lana tendrás suficiente.

1 vuelta.- Une ambos extremos de la cadeneta con un punto deslizado. Coge hebra e introduce el crochet en ese punto, saca la hebra y tendrás tres, como si fueses a hacer un punto alto (vareta) pero lo que harás es coger hebra de nuevo, saltar una cadeneta y en la siguiente introducir el crochet y sacar hebra. Tendrás 5 lazadas en el crochet. Pásalas juntas y haz un punto de cadeneta. Te quedará una especie de ‘moño’.

Coge hebra y en ese mismo punto pasas el crochet y sacas hebra. Tendrás otra vez 3 lazadas en el crochet. Coge nuevamente hebra, salta una cadeneta introduce el crochet y saca hebra.

Anuncios

Tendrás 5 lazadas en el crochet. Pásalas juntas y haz un punto de cadeneta.

Repite hasta el final de la vuelta.

2 vuelta.- Entra el crochet en el último punto libre de cadeneta. Saca hebra de forma que te queden otra vez 3 lazadas en el crochet e introdúcelo en la parte superior del ‘moño’ de la vuelta anterior. Saca hebra y tendrá 5 lazadas en el crochet. Pásalas juntas y haz un punto de cadeneta.

Coge hebra y en el mismo punto introduce el crochet y saca hebra. Tienes tres lazadas. Salta el punto de cadeneta de la vuelta anterior, coge hebra y en la parte superior del ‘moño’ introduce el crochet, saca hebra y vuelves a tener 5 lazadas. Pásalas juntas.

Repite hasta el final de la vuelta.

No tienes más que seguir hasta completar 10, 11 o 12 vueltas, según te guste tu bufanda infinita más o menos gruesa. 

Gracias a este punto reversible no debes preocuparte cuando te la pongas ya que le des las vueltas que le des siempre se verá bien y lucirás estupenda además de ir perfectamente abrigada. Un accesorio de #Moda imprescindible muy fácil de hacer y un estupendo regalo para tus amigas o familiares. #Ahorro #Mujer