El pasado sábado, el F.C. Barcelona vio como una de sus figuras de esta temporada, Ousmane Dembélé [VIDEO], caía lesionado en el ‘verde’ del Coliseum Alfonso Pérez, de Getafe. Después de una acción relativamente explosiva con balón incluido, el joven extremo francés se llevó la mano a su pierna izquierda y pidió directamente el cambio.

Ahora sabemos que Dembélé estará de baja hasta el mes de diciembre o directamente 2018, para desgracia de Ernesto #valverde y su equipo. Dembélé mañana martes se operará en Finlandia con el Dr. Sakari Orava, que es toda una eminencia en el campo de las operaciones de lesiones musculares para deportistas.

Anuncios
Anuncios

Dembélé ha tomado su propia decisión de ir hasta Finalndia, algo que el club ha avalado por el historial de operaciones del Dr. Orava, que ha tratado antes a Pep Guardiola, Marco Van Basten o David Beckham, entre otros. Dembélé irá acompañado por su hermano y el Dr. Ricard Pruna, jefe del staff médico del #Barça.

Esta rotura del tendón bíceps femoral de la pierna izquierda se registrará como la primera lesión muscular del jugador de 20 años, que recordemos, es el fichaje más caro de la historia del Barça.

"Con este tipo de operaciones se evita el riesgo de una recaída. La edad y que no tenga lesiones previas hace que mejore el pronóstico. No creo que la presión que tiene Dembélé hayan incidido a que se lesione. Que el césped haya estado más o menos alto no tendría por qué incidir tampoco", ha explicado el Dr. Manuel Leyes explica al programa 'La Graderia' de la cadena Ser Catalunya.

Anuncios

Algunos aficionados o personas cercanas a la directiva del Barça han acusado al terreno de juego del Getafe como causa de la lesión de Dembélé, algo que los expertos han desmentido, como vemos el ejemplo del Dr. Leyes, por ejemplo. Sin embargo, la directiva del Barça se ha quejado formalmente a la Liga de Fútbol Profesional por el estado de dicho césped, que a su parecer estaba demasiado seco y alto.

La LFP tiene un informe en sus manos sobre el estado de este césped, aunque no han dicho si amonestarían al Getafe o no. El reglamento audiovisual de la LFP vincula a los clubes al buen estado y preservación del césped del estadio, que tiene que pasar dos auditorías por temporada.

Entre dos horas y media y tres horas y media antes de cada partido, se elabora un informe sobre el estado del césped donde se da a conocer la situación al staff médico de ambos equipos y a los comentaristas de televisión. Se analizan cinco zonas concretas del terreno de juego y se analizan cinco aspectos, como serían la altura –entre 2 y 3 cm–, la dureza –que hace referencia al riego del mismo– aunque no hay obligación de regar el césped antes o durante el evento, pero debe estar entre 60 y 90 gramos y entonces se decide si la hierba debe ser regada o no.

Anuncios

La dureza se mide hasta tres veces. Los otros aspectos del informe son: la cobertura –que no haya suciedad ni residuos en la capa más superficial del terreno de juego–, la uniformidad –las líneas que se pueden ver sobre el césped, cuyas medidas están muy delimitadas– y la tracción rotacional –es decir, la resistencia a que se levante la hierba– y aquí el reglamento dice una frase muy concreta justificando por qué es importante este preciso análisis: "Con el objetivo de prevenir lesiones".

Opciones de recambio para Valverde

El azar del deporte nos deja situaciones en las que, a veces, la solución a un problema es aún mejor que el plan original. Es evidente que el planteamiento asimétrico de Valverde ha funcionado en el inicio de campaña para el Barça. Quizá nunca nadie antes había considerado jugar con 4-3-3 adaptado sin extremo izquierdo. La cuestión es, ¿tendrá que cambiarlo Valverde dada la lesión de Dembélé?

La opción más lógica y/o probable sería el regreso a la titularidad de Gerard Deulofeu. Probablemente no vaya a ser lo que la afición prefiera, pero Deulofeu buscará reencontrarse con su mejor nivel al poder disfrutar de una aparente continuidad en lo que podría ser un 4-3-3 clásico con Lionel Messi por banda derecha y Luis Suárez como '9'.

Otra idea que Valverde y su staff debe considerar es la de darle la titularidad a Denis Suárez, que recordemos que fue uno de los cambios que cambió el transcurso del partido de Getafe, con el primer gol del equipo de la ciudad condal. El talento de Suárez está explotando probablemente sea la opción preferida por la plantilla y el aficionado del Barça. De nuevo, Messi regresaría al extremo izquierdo con Denis por banda izquierda, rompiendo también con la asimetría de Valverde.

Hay que tener en cuenta también a Sergi Roberto y Aleix Vidal, que ya han jugado varias veces como extremos y serían cambios naturales por posición, pero en principio serían recambios para Deulofeu. Es decir, un Plan C para el Barça. Vidal ya jugó allí contra el Alavés y Roberto también lo hizo en el pasado, como en el 0-4 contra el Real Madrid.

Otra alternativa, que sonará extremadamente impopular, sería la de Arda Turan. El año pasado, con la lesión de Neymar el turco anotó en tres partidos tres goles y dos asistencias, y podría ser la cuarta alternativa para Valverde. Quizá no para los partidos más grandes por la falta de rodaje de Turan en los últimos meses, pero no debería ser del todo descartable. Además, podría aumentar su valor de mercado ante una salida prácticamente inminente.

Fuera de lo lógico, una quinta y altamente improbable opción sería la de André Gomes. Quizá como titular, quizá como rotación, el portugués podrían entrar en la ecuación en calidad de extremo izquierdo. Ya le hemos visto esta misma temporada entrer como suplente en los últimos minutos del partido y ‘caer’ hacia la zona despoblada que la salida de Neymar ha provocado en el esquema del Barça.

No sabemos si Valverde se lo pidió o si por tendencia natural a ocupar el hueco André Gomes se inventó la idea. Pero considerando que no hay ningún candidato que sea 'ideal' para suplir la baja de Dembélé, ¿por qué íbamos a descartar a un jugador que se considera como una buena opción de futuro y que el Barça quiere que tenga más minutos? #Dembelé