Anuncios
Anuncios

El fichaje de Marco Verratti por el Barça se ha vuelto totalmente imprescindible. Es el principal objetivo del club azulgrana y va a hacer todo lo que pueda para que el italiano juegue la próxima temporada en el Camp Nou [VIDEO].

Tanto para Robert Fernández como para el nuevo entrenador Ernesto Valverde es una pieza fundamental para encontrar el equilibrio en el medio campo. Verratti es un futbolista con una calidad fabulosa que puede jugar en cualquiera de las posiciones. Además, su garra y juventud lo hacen un jugador con una proyección indudable

Todos creen que es el candidato perfecto para suceder a Andrés Iniesta. Aunque también podría ser el relevo de Sergio Busquets.

Anuncios

Por esto, el Barcelona tirara la casa por la ventana para ficharlo. Operación muy complicada teniendo en cuenta que hay que negociar con el PSG de Nasser Al-Khelaifi.

Difícil operación

Los dueños del club francés ya han declarado intransferible al italiano y aunque saben que su deseo es marcharse dirección Barcelona, no lo van a poner nada fácil. El precio por el que podrían empezar a negociar está sobre los 80 millones de euros, una cifra que no se pueden permitir las arcas del Camp Nou.

Por eso, la dirección deportiva azulgrana ya estudia otros métodos de pago que pudieran complacer las exigencias del PSG y han puesto sobre la mesa a tres jugadores para abaratar al máximo el fichaje.

Intercambio de cromos

Los tres futbolistas que habría ofrecido el Barça serian Rafinha, André Gomes y Arda Turan, a los que valoran en total sobre los 70 millones de euros. Por lo que, aun así tendrían que aportar de 20 a 30 millones para llevarse al internacional italiano.

Anuncios

Una operación realmente difícil porque también tendrían que ponerse de acuerdo con los tres futbolistas, además de que puede ser que a los franceses no les interese contratar a alguno de ellos.

Opción más viable

Una de las opciones que parece más viable es la de meter en la operación a Rakitic. El jugador croata tiene muy buen mercado y el PSG estaría dispuesto a ficharlo como moneda de cambio. La oferta en concreto sería la de Rakitic más 40 millones de euros.

Los dos clubs podrían quedar contentos con la operación. El problema viene en que el futbolista acaba de renovar con el Barça y está muy a gusto en el Camp Nou.

Ahora toca esperar como se resuelve la situación, ya que Marco Verratti ha amenazado con no presentarse a los primeros entrenamientos de temporada del PSG. Se avecina culebrón. #FC Barcelona