319 partidos y 7 años después. Es lo que ha tardado Javier Mascherano, futbolista argentino del F.C. Barcelona, en hacer su primer gol con el conjunto blaugrana. Masche lleva siete temporadas, contando con la que está, en disputa en el equipo catalán, siendo pieza fundamental en el once durante todas ellas, aunque con algo menos de protagonismo en la actual. En esos años, el argentino ha disputado 319 partidos con la elástica azulgrana, en los que no había conseguido marcar ni un solo gol.

Dicen que las rachas están para romperse y, aunque ha costado, el "14" del Barcelona ha roto hoy el maleficio marcando el sexto gol en el partido disputado esta tarde ante el Club Atlético Osasuna, que con su derrota en el Camp Nou por 7-1, certifica de manera matemática su descenso a la Segunda División del #Fútbol español.

Anuncios
Anuncios

La intrahistoria de este histórico gol se produce cuando, con 5-1 en el marcador, el árbitro pita un penalti a favor de equipo de casa, lo que Gerard Piqué ve como una oportunidad de que su compañero durante todos estos años en la defensa se estrene como goleador, y pide a Ivan Rakitic, que se disponía a coger el balón, que le cediera el balón a su compañero para romper por fin un maleficio que provocaba las burlas cariñosas dentro del vestuario por la racha negativa del ex del Liverpool. Precisamente el central catalán es uno de los que más apoyó al jugador durante todos estos años que no ha conseguido ver puerta en el cuadro culé, dejando en Twitter mensajes calificándolo de "leyenda". Durante el partido ya tuvo ocasión de marcar antes del penalti, pero solo una extraordinaria parada de Sirigu impidió que el maleficio fuera roto con anterioridad.

Anuncios

En cuanto al resto del partido, un trámite para los de Luis Enrique que les mantiene en la pelea por el título de liga con el Real Madrid. Un partido en el que Leo Messi brilló una vez más con luz propia, marcando dos goles con los que ya suma 502 como azulgrana. Precisamente este partido fue motivo de homenaje para el astro argentino, después de que lograra alcanzar la impresionante cifra de 500 goles con el F.C. Barcelona el pasado domingo en el Santiago Bernabéu.

Otros dobletes goleadores en el partido fueron los de Alcácer y André Gomes, jugadores que están siendo muy discutidos debido a su rendimiento esta temporada, y que han tenido oportunidad hoy de participar en la goleada e intentar ganarse el cariño de la hinchada culé que asistió al partido. #Deportes