El partido de hoy a las 16:15 horas del #FC Barcelona contra la UD Las Palmas, venía precedido de una serie de acontecimientos en la sede barcelonista nada beneficiosos. Por un lado las declaraciones de Pere Gratacós, donde dejó en duda la calidad de Leo Messi sin la colaboración de Iniesta y otros cracks, para ser el que es y segundo la irregularidad que estaba teniendo el equipo catalán en el campeonato de liga.

Otro de los platos fuertes era si el crack argentino Leo Messi sería capaz de transformar otro falta directa por cuarto partido consecutivo. Cabe resaltar que el entrenador Luis Enrique no se casa con ninguno y si por descanso o castigo dejó en la grada a Gerard Piqué y a Sergi Roberto.

Anuncios
Anuncios

La alineación que presentó Luis Enrique volvía a contar con Aleix Vidal, que fue el rey de la banda derecha y brillo con luz propia. Además dejó en el banquillo a Ivan Rakitic algo que ya se está haciendo por costumbre y parece ser que ha dejado de tener la confianza del entrenador y Andrés Iniesta. Su lugar lo ocupó André Gomez en la medular junto con Rafinha y Busquets. En la delantera se esperaba el tridente MSN, pero Neymar Jr vió todo el partido desde el banquillo y su lugar lo ocupó Arda Turan.

El equipo visitante se presentaba en el estadio Camp Nou, con un juego brillante y con mucha posesión, pero a la hora de la verdad el único conjunto que hizo un juego con sentido y mordida fue el Barça.

El partido se acabó en el 16' de la primera parte, cuando André Gomez asistió a Luis Suárez para abrir la lata y anotar el 1-0.

Anuncios

Aunque el marcador no se movió más durante estos primeros 45 minutos, el Barça dispuso de diferentes ocasiones para anotar e incluso Leo Messi tuvo una falta que Varas pudo despejar milagrosamente y un mano a mano con el astro argentino.

En la segunda mitad Leo Messi pudo marcar por fin el 2-0 en el 52', después de un error del meta Javi Varas. El equipo canario se le resistía al argentino desde que debutó en primera división y ahora ostenta el récord junto a Raúl de haber marcado a 35 equipos diferentes en liga.

Después del 2-0 el partido se rompió y los goles cayeron como racimo maduro, el tercero obra de un movimiento genial de Luis Suárez con rosca incluida en el 56', imposible para Varas. En la jugada siguiente fue Arda Turan quien anotó el 4-0 en el 58', después de una gran parada de Varas a tiro de Luis Suárez, este recogió el esférico y su chut pasó entre el portero y dos defensas.

El último gol y más coreado por la afición barcelonista fue obra de #Aleix Vidal, al más puro estilo Dani Alves, en el 80', con asistencia de Paco Alcácer. #Lionel Messi