El oasis de Huacachina, una parada obligatoria al visitar Perú. En el centro del desierto, donde la vegetación, el agua y un maravilloso paisaje están presentes. Huacachina es llamado también el “Oasis de América”, es uno de los pocos oasis naturales que se pueden encontrar en Norteamérica como en Sudamérica.

este oasis se ha convertido en uno de los destinos más populares de Perú y por lo que ha perdido un poco de la paz que se respiraba años atrás, no deja de ser una parada obligatoria en Perú, donde puedes disfrutar de un paisaje único y practicar algún deporte extremo, que seguro te encantara.

Cómo llegar a Huacachina

La mejor manera de llegar a Huacachina es volar a la capital de Perú que es Lima. Desde allí, con un transporte local dirigirse hasta Ica, que es la entrada a Huacachina. En Ica también puedes visitar su Museo Regional. Luego un taxi te llevara el “oasis de Perú” es la opción más rápida y económica para llegar. El costo del transporte es muy bajo.

El oasis de Huacachina se puede visitar en un día, desde Paracas, como parada intermedia vía de Nazca, siendo una zona turística muy concurrida por visitantes, ya que es una de las maravillas del Perú.

Si dedicas unas horas al final de la tarde observarás el impresionante atardecer en las dunas, te aseguramos que no te arrepentirás de haber tomado la decisión. En el oasis de Huacachina se pueden hacer muchas más actividades de las que puedas pensar. Estas son algunas que seguro te gustaría realizar: El recorrido completo en el oasis puede tardar unos 30 minutos, aunque si visitas todos sus lugares y haces paradas para tomar fotos y disfrutar cada segundo del paseo puede durar un poco más de una hora.

Recorrido en buggy

Los buggy son una tipo de vehículo que pueden subir las dunas de arena fácilmente y a toda velocidad. Esta aventura es la más buscada por los turistas ya que el paseo puede ser privado o en grupo. Su recorrido es por el oasis y por las grandes extensiones de dunas. Es un deporte extremo donde sentirán una gran adrenalina.

Practicar sandboarding

Esto puede ser peligroso, por lo que se recomienda tener un poco de experiencia antes de hacerlo solo.

Se pueden alquilar las tablas en algunos los locales del oasis, y esperar el mejor momento del día que es el atardecer, no sólo por el impresionante paisaje sino también porque es el momento en el que empieza a refrescar las dunas y así pueden lanzarse a la aventura.

En el oasis de Huacachina vivirás uno de los más especiales que hayas tenido la suerte de ver. Contemplar un espectáculo de colores que parece no tener fin, es una de las experiencias que no olvidarás de la visita el Perú.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más