Todo se remonta a cuándo entraron los árabes en la península y nos dejaron como herencia el sistema de aterrazamiento que todavía se sigue utilizando. Son terrazas(bancales) en los que se van poniendo los cerezos, se recogen a mano y se sacan al camino. Si visibilizamos lo difícil que es sacar 1 kg de cereza, lo valorizaríamos más. Otro cosa que se heredó fue el sistema de riego y distribución del agua, además de buscar el riego por canalización.

El Valle del Jerte está en Tornavacas (Extemadura), cuyas paredes están cercanas al cerezo en flor, dónde más adelante se hospedaría Carlos V. Su arriesgada apuesta por plantar en sus barrancales la cereza del Jerte, o en su variedad la picota del Jerte(la más famosa del lugar) o en las zonas dónde más han florecido son las más tardías(Tornavacas, El torno, Barrado, Casas del Castañar, Cabrero).

Denominación de origen

La picota tiene denominación de origen.

La única cereza que cicatriza y nos venden cuatro subvariedades, como el pico limón que será la última que se recoge en la fiesta del ramo. El Valle se llena de turistas para ver también un millón de árboles, y más de 100 variedades de cereza. Las variedades se van recogiendo, y en julio se recogen picotas y aquellos árboles que se encuentran en lo alto del Valle. La cifra rondó los 35 millones de cerezas en 2014, cuya campaña aportó 100 millones de euros de beneficio.

El uso de la cereza trata dolores musculares. Y así surge la venta de la cereza cercanas al valle.

Hay que recordar, que las fallas del Jerte empiezan en Portugal y acaban en los Pirineos. A su vez, el río Jerte significa “Angosto y cristalino”. Después nos dirijimos a Tornavacas, pueblo dónde hace mucho viento, les llaman "los despelujados" a los habitantes del pueblo, y además se esperan que las hojas del lugar ya salgan verdes y blancas.

El primer pueblo entrando a Castilla(Tornavacas),lugar dónde los árabes al llegar vieron que no tenían muchos guerreros, reunieron así muchos ganaderos,y fueron atando a las vacas con antorchas para asustarles además de con cacerolas, cuando el ejército grande apareciese, y así ahuyentarles. Se quedan sin vacas, y de ahí proviene el nombre torna vacas dónde "tornan las vacas".Después nos encontramos con la vía de la plata,dónde iba el comercio textil, e hicieron otro camino y zona con ganado,cerezos,con períodos de tiempo con alternativas de castaño,almendros y frambuesa.Son ya 1.500 familias viviendo de eso en el valle del jerte.

Después de todo ello se ha vuelto a recuperar el cultivo.

Después dos calles más abajo, la calle real,dónde Carlos V se aloja para cuidarse de la gota que padecía.

Existe el famoso dicho de “vete a tomar morcilla”.Y para comprobar si eran judíos o no les hacían probar la morcilla, si no la comían, significaba que eran judíos. Justo cerca nos paramos a almorzar en el Prado del Abuelo,dónde se pueden ver unas buenas vistas al valle y degustar "El especial del abuelo" junto con un mosto o vino.Muy recomendable.Por último pasamos por la Cascada de Caozo, y los saltos de agua.

Y más tarde llegamos a Plasencia,dónde se encuentran gran variedad de árboles con naranjos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más