En las últimas horas se hizo viral una foto de una enfermera, quien tenía toda la protección necesaria para no contagiarse Coronavirus, cargando a una anciana afectada por el COVID-19 para aliviar su dolor y sufrimiento. La imagen recorrió el mundo por su emotividad. Recientemente salió a la luz la historia detrás de esta fotografía que emocionó a muchos.

¿Quién es la enfermera?

La profesional de la salud se llama Valdirene Machado, es brasileña y trabaja en Lar Vicentino, un asilo de gente mayor que queda en San Pablo, Brasil, estado en el que ella nació.

En esa institución, se registraron, hasta el momento, 70 contagios y 15 muertes por coronavirus. Por este motivo, la enfermera no pudo ver a sus hijos de 4 y 8 años de edad, por la increíble cantidad de tiempo de 120 días, prácticamente un tercio de año.

La increíble historia detrás de la foto

Valdirene Machado atravesó muchas dificultades, tal como le ocurrió a gran cantidad del personal de salud. Sin embargo, a pesar de eso, ella no dejó de ser profesional. Por el contrario, dio un "plus" que no todos pueden dar: además de atender a sus pacientes y cuidarlos, tal como lo marca su actividad, se conectó con ellos de manera afectuosa, como si fuera parte de su familia.

La fotografía es de fines de 2020 pero se difundió en los últimos días.

Mientras tanto, Valdirene Machado sigue trabajando en el asilo ubicado en San Pablo, Brasil y atendiendo a sus pacientes de la mejor manera posible, intentando que no les falte nada.

En cuanto a la imagen, la Mujer que ella está cargando tiene 70 años de edad y, en ese momento, padecía coronavirus: estaba internada en una de las camas del asilo y estaba utilizando respirador.

Como estaba sufriendo y mucho, Valdirene Machado la cargó como si se tratara de un bebé e intentó que su sufrimiento disminuyera. Y parece que lo consiguió, ya que, la paciente se quedó dormida en sus brazos.

La enfermera despejó las dudas y dijo que la fotografía fue espontánea y, además, aclaró que constantemente trata así a sus pacientes, brindándoles la mayor dedicación posible.

Sin embargo, a pesar de su profesionalismo, sostuvo que, preferentemente, la gente mayor tiene que estar en su casa, con su familia.

¿Cuál es el motivo de ello? Es que, si bien ellos hacen todo lo posible para que la gente que está a su cargo no contraiga coronavirus, el riesgo del contagio siempre está presente. Es por eso que, en casas, donde tengan contacto con menor cantidad de individuos, estas personas mayores van a estar más seguras. Mientras tanto, toda la población mundial, pero más que nada la de riesgo, espera la vacuna para poder inmunizarse y así, estar seguros para poder retomar la vida normal nuevamente.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Mujer
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!