La vacuna contra el coronavirus es un bien más que escaso en casi todo el mundo. A pesar de esto, el Gobierno se solidarizó con Andorra y le revendió 30.000 dosis de la vacuna Pfizer y BioNTech: esto serviría para inmunizar, casi, al 20 por ciento de su población, ya que cada individuo necesita aplicársela dos veces y, en el microestado soberano residen poco más de 77.000 personas.

La explicación del ministro de sanidad

Salvador Illa, ministro de Sanidad, explicó el acuerdo desde su cuenta de Twitter. Sostuvo que revenderle las 30.000 dosis de vacunas Pfizer y BioNTech contra el COVID-19 a Andorra es un ejercicio responsable y solidario, ya que los países más pequeños y por ende más vulnerables como este no tienen la posibilidad de firmar un contrato con las farmacéuticas como sí lo hizo España.

Además, adjuntó el archivo del Boletín Oficial del Estado donde justifica esta acción de manera más detallada y al que todos los ciudadanos tienen acceso.

El BOE avala la reventa de vacunas a Andorra como una medida europea

El Boletín Oficial difundido en las últimas horas es un documento que consta de dos hojas, donde se explica con lujo de detalles todos los puntos que abarcan a este acuerdo.

A grandes rasgos, el mismo sostiene que en el marco de los convenios llevados adelante por la Comisión Europea, en virtud del trato entre la misma y los Estados miembros sobre vacunas para combatir la pandemia mundial del Coronavirus, salió a la luz la necesidad de que algunos de los países que rodean a España pudieran sacar rédito del acceso a las dosis que nuestro país tiene por contrato.

El BOE también sostiene que, además de Andorra, se van a beneficiar otros países con este convenio: los del Espacio Económico Europeo (EEE, Noruega, Islandia y Liechtenstein) y los países más pequeños que se encuentran en el corazón de la Unión Europea (Mónaco, San Marino, Ciudad del Vaticano y el ya denominado Andorra) ya que estos lugares están sujetos en su totalidad a la cadena de suministro de los países cercanos para la obtención de medicamentos.

Críticas duras contra esta medida

Tanto el ministro de salud Salvador Illa como el resto del Gobierno recibieron críticas más que duras por este convenio. España, desde que recibió la vacuna de Pfizer y BioNTech, hasta el momento solo administraba 4'5 millones de dosis, lo necesario para inmunizar solo a 2'25 millones de personas de las casi 47 millones que residen en nuestro país.

Y al revender un suministro de esa cantidad tardaría más tiempo en vacunar y por lo tanto, inmunizar a mayor parte de la población. Además, Pfizer redujo temporalmente, hasta marzo, la entrega de sus vacunas en Europa para poder aumentar la producción de las mismas, por lo que van a demorar más tiempo la llegada de mayor cantidad de suministros.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!