5

Sacar un partido diferente.

Desde luego, el Fútbol y la Moda son dos categorías tan diferentes, que nadie se habría podido imaginar unir. Y ahora, para la sorpresa de todos, caminan de la mano por las pasarelas de modelos. ¿Hay una posible influencia del mundial en esto?

Moda: El desafío y la innovación

Para entender mejor la llegada del balompié a este mundo tan lejano al suyo, debemos recordar que la moda es un constante desafío entre los creadores por lograr la mayor innovación y originalidad posible.

Por otro lado, este estilo no es nuevo, sino que ya en el año 2015 la firma Vetements, de Demna Gvasalia, introdujo las bufandas de forofo en sus desfiles; y Gosha Rubchinskiy intentó rescatar la estética de los hooligans en los 90.

Pero esto no termina aquí.

El Fashion Institute of Technology (una de las universidades dedicadas al diseño más prestigiosas del planeta, ubicada en Nueva York), ha colaborado con la NFL, la liga de fútbol americana, con el objetivo de rediseñar los logos de sus 32 equipos. Pero esta no ha sido la única alianza entre modistas y deportistas. La firma The Elder Statesman ha colaborado con la NBA para retocar los souvenirs del equipo, y, en consecuencia, subir notablemente los precios de los jerséis, gorros, camisetas, y demás merchandising. Por otro lado, la firma francesa Koché ha sido la protagonista de la temporada primavera-verano del 2018 por jugar con la equipación del París Saint-Germain [VIDEO].

En España se han encargado de seguir la moda Moisés Nieto en su colección otoño-invierno del 2017-2018, y David Delfín, en su última colección otoño-invierno 2016/2017.

¿Y en la calle?

Las bufandas de forofos, compuestas por colores primarios y grandes logos han sido muy bien aceptadas y, cómo no, han triunfado en Instagram. De hecho, han sido el accesorio más fotografiado entre los invitados a los desfiles de hombres en París y Milán este pasado mes de enero.

Aún así, la bufanda no lo es todo, sino que los chándales han resurgido de sus cenizas, y parece que vienen para quedarse. Se visten enteros o de dos piezas combinadas, inspirados en gran parte en el estilo ochentero, y lo aprueban nada más y nada menos que casas como Gucci o Dior.

Louis Vutton y Topshop, entre otras, se inclinan más hacia los calzones de futbolista, presentes en sus pasarelas, tanto de hombre como de mujer.

Coger algo que ya existe y darle un giro de 180º es la manera de innovar. Bien lo saben las grandes firmas en su contínua lucha por ser originales, y conseguir estilos nuevos que rompan con los anteriores.