Cuando se espera un producto por mucho tiempo, la locura puede disiparse. Y eso es un poco lo que sucedió con el Magic Leap One, un auricular supuestamente revolucionario de realidad mixta anunciado hace varios años. Pero no fue hasta este verano que sus creadores nos lo presentan al público en general, destilando información al respecto. Ayer, miércoles 8 de agosto, la compañía anunció la comercialización de su edición Magic Leap One Creator Edition. Esta es una edición limitada, dirigida principalmente a creadores de contenido, artistas y desarrolladores.

Todo por 2295 dólares

Magic Leap vende esta edición de su casco a un precio de 2.295 dólares (1.980 euros), y el precio de la versión clásica sigue siendo desconocido.

Por este precio, los compradores tendrán derecho a auriculares Lightwear, Lightpack entre los que destacan la GPU, CPU, palanca de mando con superficie táctil para el pulgar.

Magic Leap One Creator Edition tiene tres elementos de color gris, con formas redondeadas. Solo se vende en el sitio web oficial magicleap.com, además será solo en seis ciudades de los Estados Unidos: Chicago, Los Ángeles, Miami, Nueva York, San Francisco y Seattle. El Lightwear está disponible en dos tamaños y contará con un modo ajustable gracias a sus cinco almohadillas nasales intercambiables.

Características de Magic Leap

Este casco es unánimemente aclamado por la prensa estadounidense por ser muy cómodo. Su particularidad es estar equipado con componentes de un nuevo tipo: guías de onda llamadas por Magic Leap "chips fotónicos" para enfocar la luz.

También incluye el seguimiento de las cámaras para mapear el entorno y las cámaras de seguimiento ocular que miran hacia adentro.

El Lightpack está permanentemente conectado a los auriculares e incorpora una plataforma Nvidia Tegra X2 con 8 GB de memoria y 128 GB de almacenamiento, además de una batería con una duración aproximada de tres horas. Tiene un puerto USB, un botón de encendido, un botón de volumen y otro para pausar.

Se puede conectar en Bluetooth y Wi-Fi, pero aún no con redes móviles, en el exterior.

El campo de visión (FOV) es un 45% más alto que el de los auriculares de Microsoft, pero sigue siendo limitado y no cubre todo el rango de visión de los ojos. El resultado es una menor inmersión: algunos objetos virtuales aparecen cortados o pueden desaparecer tan pronto como se gira ligeramente la cabeza.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!